Polémica por el ensanche del Boulevar O’Brien

Mientras que el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, se mostró en la obra de pavimentación en la calle Combate de Pavón, que conecta Camino del Buen Ayre con el Boulevard O’Brien, el concejal socialista Lautaro Aragón pidió explicaciones por la intervención en ese espacio verde.

«Gran sorpresa causó en los vecinos del Boulevard al ver reducido a la mitad la superficie verde del mismo. Esta reducción para ensanchar las calles, fue anunciada como parte de la obra que pavimentaría Combate de Pavón, supuestamente licitada y financiada por la Provincia de Buenos Aires», sostuvo el escaño progresista.

Y agregó: «Altos funcionarios del Municipio describieron a esta obra como parte de un Plan Estratégico. No se sabe de la existencia de dicho plan, ni su proyección en el tiempo, ni el alcance de las obras, mucho menos de quién fue el encargado de elaborarlo, ya que el Consejo creado a tal fin solo se reunió una vez».

Según Aragón, el comunicado del municipio pretendió «confundir a los vecinos: hablan de combate de Pavón y ponen fotos de O´Brien».

El concejal pidió informes al Ejecutivo sobre un plan que «quizás diseñaron junto al Hurlingham Club y hacen la pantomima de debatirlo con la ciudadanía».

El año pasado hubo un intento fallido de aprobar rezonificación del Boulevard, debido a la participación de vecinos en la Audiencia Pública, que logró frenar la modificación parcial del Código de Ordenamiento Urbano hasta que se discuta toda la norma que regula la morfología urbana de Hurlingham.

«Mención aparte merece la intención de habilitarle al Hurlingham Club 4 hectareas en el que podría invertir en negocios inmobiliarios, llamativamente obviado por los funcionarios municipales al momento de explicar el proyecto», sostuvo Aragón.

Mientras las maquinas avanzan, el Boulevard se reduce a la mitad, lo que para el concejal «es una práctica preocupante».

Zabaleta, en cambio, presentó la intervención urbana con regocijo: «Es una obra que va a mejorar la calidad de vida de los vecinos de Hurlingham, y en particular de los de Villa Club, quienes durante muchos años soportaron promesas que nunca llegaban», destacó el intendente.

De paso, destacó «que es bueno que los distritos tengan autonomía» en los recursos públicos. «La autonomía sirve para que el Estado y los gobiernos se acerquen a la gente, nosotros estamos cumpliendo con esto, acercando el gobierno a los vecinos, dando lugar a que opinen, se vinculen y sean parte de este proyecto, porque en definitiva tiene que ver con cómo ellos van a vivir la ciudad», agregó en plena disputa por las obras.

El proyecto integral, destacó el municipio, «se lleva adelante junto a la Provincia» y comprende 30 cuadras de pavimentación con el saneamiento hidráulico correspondiente en toda la traza para prevenir anegamientos ante las lluvias. Además, se construirá la vereda y un corredor para uso público.

La obra cuenta con dos frentes de trabajo en simultáneo, uno sobre el tramo de la calle O’Brien, desde el Club San Jorge hasta las vías del Ferrocarril Urquiza; y otro sobre Combate de Pavón, entre Granaderos y Kennedy.

Además de mejorar notablemente el tránsito en la ciudad, la obra revalorizará y optimizará la conectividad de tres barrios muy importantes del distrito: Villa Club, Jorge Newbery y Villa Alemania.

En la recorrida estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Pablo del Valle; el secretario de Infraestructura Urbana, Luis Pereyra; y el secretario Privado del intendente, Fabián Ene.

unnamed-50