A los 92 años, falleció Sara Steimberg, un ícono de los Derechos Humanos de la Zona Oeste

La abuela de Plaza de Mayo Sara Ludmer Steimber falleció ayer, a los 92 años, en su casa de Hurlingham. Organismos y concejales de Nuevo Encuentro rindieron un homenaje a su figura. Su hijo, Luis Pablo, despareció en agosto de 1976. El padre, Jaime Steimber, falleció en febrero de 2008.

«Las Abuelas de Plaza de Mayo manifestamos nuestra profunda tristeza por el fallecimiento de Sara Ludmer de Steimberg, compañera de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas», la saludó el organismo que conduce Estela de Carlotto.

En agosto de 1976, su hijo Luis Pablo Steimberg, militante del PC, fue secuestrado mientras hacía la conscripción en el Colegio Militar de la Nación.

«Desde entonces, Sara siempre buscó justicia para él y los 30 mil detenidos-desaparecidos. En este camino, el caso de Luis Pablo fue emblemático porque permitió impulsar el primer procesamiento del genocida Reynaldo Benito Bignone, a poco tiempo del retorno de la democracia. Las Abuelas despedimos a Sara y enviamos un caluroso abrazo a su familia, sus seres queridos y compañeros de lucha en este doloroso momento», rezaron.

Por su parte, los concejales del FpV de Hurlingham Adrián Eslaiman y Cecilia Sáenz recordaron la trayectoria de la vecina, cofundadora junto a Nora Cortiñas de la Casa de la Memoria y la Vida de Castelar.

«Recibimos la noticia con muchas tristeza, Sara es un ejemplo para todos nosotros. Tuvimos el honor de haber compartido charlas y actividades, de haber recorrido parte de su camino y haber luchado junto a ella por la memoria y la justicia de los 30 mil compañeros detenidos desaparecidos, especialmente en Hurlingham, donde durante muchísimos años el Estado local quiso imponer el olvido, el silencio y la indiferencia”, reflexionó Eslaiman.