Tagliaferro visitó a un agente de tránsito que fue atropellado y pidió ser «inflexible» con la ley

El intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, visitó ayer en su casa a un agente de Tránsito que resultó atropellado por una Kawasaki modelo 1100 azul, cuando el motociclista que la conducía no se detuvo en un control vehicular a pesar las indicaciones, durante un operativo en la vía pública.

El hecho había ocurrido el domingo a las 1:05 en Av. Perón y Juan Manuel de Rosas. Luego de la embestida, Ariel Traini quedó inconsciente, con diversas heridas y traumatismos.

Allí fue auxiliado por sus compañeros y miembros de la Policía Local presentes en el operativo, fue posteriormente atendido en la Clínica Privada Salud, de Ciudad Evita.

El lunes, el agente regresó a su domicilio, luego de realizarse diferentes chequeos médicos y recibir siete puntos de sutura en la cabeza y cuarenta y siete en una de sus piernas. Ya estable en su hogar, y a la espera de más estudios, recibió la visita del jefe comunal, quien se puso a su disposición.

Por su parte, el conductor fue detenido por la Policía Local y trasladado a la Fiscalía General donde se le tomó declaración y actuó el Dr. Sergio Dileo, titular de la UFIJ N° 6.

El vehículo quedó secuestrado y se abrieron causas penales contra el motociclista por evasión de un control de tránsito y el atropello de un trabajador municipal.

Tagliaferro aseguró: “Estamos a disposición de Ariel y le brindamos todo el apoyo posible. Lamento esta situación. El motociclista no hizo caso a las indicaciones, intento escapar y atropelló a Ariel».

«Estos controles de tránsito son los que el vecino necesita y valora porque ayudan a prevenir accidentes y delitos. Hay que ser inflexible con los que violan las normas de tránsito», enfatizó.

El año pasado hubo un antecedente parecido, a media cuadra de la Jefatura de la Policía, cuando un vecino atropelló a una agente de tránsito que le pedía salir de un lugar prohibido para el estacionamiento, causándole politraumatismos.