Macri recibió a la cúpula de la UCR en Olivos para empezar a delinear la estrategia electoral

Con el objetivo de delinear la estrategia electoral, el radicalismo visitó anoche la Quina de Olivos, donde fueron recibidos por el Presidente, Mauricio Macri; y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. La marca «Cambiemos» y la confrontación con el modelo K serán los ejes de campaña.

Con la polémica por Juan José Gómez Centurión como telón de fondo, los radicales optaron ayer ni nombrarlo. El jefe del partido, José Corral, aconsejó tener presencia de Cambiemos en la mayoría de los distritos e instalar como mensaje electoral que “es más conveniente seguir con la propuesta del cambio que volver para atrás”.

Por eso pidieron “que se comuniquen mejor los esfuerzos que hace el Gobierno para dejar atrás la hipoteca que dejó el kirchnerismo en materia económica y social”.

Corral y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dieron detalles del encuentro cerca de las 23, en una conferencia conjunta, en la sala de periodistas de la residencia de Olivos.

Y revelaron que se definió crear una mesa electoral de Cambiemos para definir las estrategias en cada distrito.

Por los radicales estuvieron Corral; su antecesor en el cargo Ernesto Sanz; los gobernadores Ricardo Colombi (Corrientes), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy); los jefes de las bancadas en el Congreso, Mario Negri (Diputados) y Ángel Rozas (Senado); el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, y la presidenta de la convención nacional, Lilia Puig de Stubrin.

Pro alistó a la vicepresidenta Gabriela Michetti; al jefe de Gabinete, Marcos Peña; al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; al ministro Frigerio; a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; al vicejefe, Diego Santilli; al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y al presidente del partido, Humberto Schiavoni.