El Gobierno quiere reformar la Coparticipación Federal y elevar un 35 por ciento la de Bs. As.

La Provincia podría recibir un 35% más de fondos federales que los que actualmente llegan de Nación. Esto deriva de la reforma a la ley de Coparticipación que elabora el gobierno nacional para enviar al Congreso. El año pasado, Vidal encabezó un pedido unánime de redistribución.

Los cambios en el esquema fueron confirmados ayer por el subsecretario de Relaciones con Provincias del Ministerio del Interior, Paulino Caballero, quien aseguró que con la nueva ley de Coparticipación Federal que propone el Gobierno “ninguna provincia va a recibir menos de lo que recibe” actualmente en el reparto de impuestos.

En declaraciones a la prensa, anticipó además que se prevé cambiar la forma de deducción de la masa de recursos coparticipables, con lo cual la provincia de Buenos Aires pasaría a recibir al menos un 35 por ciento más que ahora.

El anuncio desde el ministerio del Interior llegó luego de que, el domingo por la noche, la gobernadora María Eugenia Vidal volviera a reclamar por los fondos que recibe la Provincia. Buenos Aires “junto con la ciudad, son las únicas que aportan más de lo que reciben”, dijo. Y agregó: “Estamos peleando en la Corte por recuperar esa plata que les corresponde a los vecinos de la provincia. Por cada bonaerense se destina cerca de 8 mil pesos, por el resto en promedio cerca de 22 mil. Un bonaerense termina valiendo menos que un salteño”.

Ayer, en declaraciones a la prensa, el subsecretario de Relaciones con las Provincias Paulino Caballero dijo que el proyecto oficial de una nueva la ley de Coparticipación Federal, que se prevé enviar al Congreso luego de las elecciones legislativas de octubre próximo, incluye un esquema gradual de convergencia que concluya al menos en “cinco años”, para terminar cumpliendo así con el mandato de la Constitución Nacional de 1994.

“Ninguna provincia puede recibir menos de lo que está recibiendo porque la Constitución Nacional así lo establece”, aclaró Caballero, a quien el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, le encargó el estudio y análisis de la nueva ley.

Señaló que la nueva ley –que modificará la 23.548 vigente- atenderá los requerimientos de distritos de peso, particularmente de la provincia de Buenos Aires, que reclama lo que perdió en la última reforma de la Coparticipación Federal.

En este sentido, Caballero señaló que los ejes “para terminar con los coeficientes fijos” serán “la capacidad recaudatoria” y “corregir los desequilibrios horizontales” entre las provincias, lo que a su juicio beneficiará a Buenos Aires.

“Hay provincias que reciben mucho más de lo que deberían recibir y provincias que reciben mucho menos de lo que reciben”, aseguró el funcionario al poner como ejemplo “el caso típico” de Buenos Aires, “que en los últimos años con el Fondo del Conurbano fue perdiendo coparticipación».

 

Fuente: El Día