Sabbatella amplió denuncia contra Macri y fue citado a indagatoria por su paso por la AFSCA

El jefe de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, y otros siete ex directores de la ex AFSCA, fueron citados a indagatoria por el juez Claudio Bonadio acusados de «abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes del funcionario público» por su actuación en torno a la aplicación de la Ley de Medios.

El ex intendente de Moirón deberá presentarse el 4 de abril. Los otros citados son la ex directora de Adecuación y Transferencias, Lorena Di Filippo, el ex director de Asuntos Jurídicos Sergio Zurano, y los ex directores Alberto Schiffer, Eugenio Saavedra, Néstor Avalle, Eugenio Rinesi y Guillermo Pérez Vacchini.

En el caso de Sabbatella, la acusación recae por presentarse en las oficinas del Grupo Clarín para notificarlo de resoluciones del Afsca. Además, en una de estas ocasiones un juez había suspendido el procedimiento, por lo que el ex funcionario incumplió la orden judicial.

El conflicto se había intensificado en ese momento porque el Afsca rechazó el plan de adecuación voluntario del Grupo y ordenaron la adecuación de oficio.

La decisión de Bonadio se remonta a un fallo del juez en los Contencioso Administrativo Pablo Cayssials que había resuelto la nulidad de la adecuación de oficio de Clarín por constituir «un medio indirecto para restringir la libertad de expresión».

Además, hizo hincapié en que era «de público y notorio conocimiento el vínculo que existía entre el titular de la Autoridad de Servicios de Comunicación Audiovisual –señor Martín Sabbatella- y las autoridades del Gobierno».

Sabbatella ingresó a la AFSCA en 2012 y se convirtió hasta hoy en un incondicional de Cristina Kirchner. Como funcionario aplicó la ley con la arbitrariedad de los tiempos políticos que corrían en ese entonces. Para Clarín, aducación de oficio. Para Telefé y otros grupos amigos, la vista gorda.

El líder de Nuevo Encuentro también está en plena batalla judicial contra el Gobierno. Hoy, junto a Gabriela Cerruti ampliaron hoy la denuncia penal contra el presidente Mauricio Macri, quien está imputado por el fallido acuerdo para condonar parte de la deuda que mantiene el Grupo Socma con el Estado por la gestión del Correo Argentino antes de su estatización en 2003.

Los dirigentes kirchenristas radicaron una nueva presentación en el Juzgado Federal 4, a cargo de Ariel Lijo, quien tiene en sus manos la causa.

Según señalaron en un comunicado, «Macri sabía que su mano derecha Marcos Peña y el ministro Oscar Aguad estaban comprometiendo al Estado a condonarle al Correo, que es propiedad de Macri, más del 98 por ciento de su deuda».

Asimismo, destacaron que «ahora se suma el dato de que otro miembro destacado de su Gabinete, como era Carlos Melconian, estaba al tanto del acuerdo y lo rechazaba mediante un informe de su cartera».