Stolbizer cree que la Justicia protege a Cristina: «Cualquier otro ciudadano ya estaría preso»

«Cualquier otro ciudadano que hubiera cometido esa cantidad de delitos ya estaría preso. Esa es la selectividad de nuestro sistema penal», sostuvo la diputada nacional del GEN Margarita Stolbizer, quien denunció a Cristina Kirchner en la causa Los Sauces.

«No sé si habrá condiciones [para que Cristina Kirchner quede presa], no sé si el juez evaluará que ella tiene capacidad para obstruir el funcionamiento de la Justicia», planteó la diputada.

Se refería a la declaración indagatoria de la ex mandataria, prevista para el próximo martes.

En diálogo con radio Mitre, Stolbizer consideró que la declaración indagatoria es «una etapa muy importante de este proceso» y que esta causa es «la que más compromete a Cristina Kirchner de manera personal».

«Los Sauces se utilizaba como pantalla directamente para que los empresarios a los que ella misma beneficiaba con las decisiones de su gobierno le pagaran retornos con el formato de alquiler de inmuebles. No hay intermediarios, no hay posibilidad de confundir nada», explicó.

Además, Stolbizer se refirió al involucramiento judicial de Florencia Kirchner, hija de la ex presidenta. «Eso pasa tanto en la familia de [Lázaro] Báez como en la de Kirchner: los padres en el afán de cerrar el circuito fueron pasando todo a sus hijos y los han involucrado en la cantidad de delitos que ellos cometieron. Los padres harán esfuerzo por disimular, pero es bastante difícil», sostuvo.

Los Sauces es la sociedad anónima más desconocida de la familia Kirchner, dedicada a la actividad inmobiliaria. Pertenece en un 50 por ciento a Cristina Kirchner y en un 25 por ciento de cada uno de sus hijos. Es dueña de inmuebles que fueron alquilados a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López. (Cuando vivía Néstor Kirchner, la empresa era del matrimonio y Máximo Kirchner tenía un porcentaje minoritario).

La causa se inició en abril de 2016 luego de una denuncia de la diputada Stolbizer y su abogada Silvina Martínez, quienes detallaron movimientos de cuentas y alquileres de los empresarios Báez y López sobre propiedades de los Kirchner. A su vez, estos empresarios fueron beneficiados con millonarias obras públicas o licencias de juego o de exploración de áreas petroleras.

A principios de febrero, el juez federal Claudio Bonadio, a cargo del expediente, citó a a declaración indagatoria a 21 imputados: la ex presidenta, sus dos hijos, Florencia y el diputado nacional Máximo Kirchner (Frente para la Victoria-PJ-Santa Cruz); Romina Mercado, los empresarios Báez, López y su socio Fabián De Sousa; Osvaldo Sanfelice, socio de Máximo Kirchner; apoderados de las empresas de Báez; Martín, Leandro y Luciana Báez; los contadores Claudio Bustos y Víctor Manzanares; tres escribanos de Río Gallegos y hasta el cuñado de Sanfelice, Oscar Leiva, quien presidió Hotesur, la firma dueña del hotel Alto Calafate.