La fiscal de Género pidió la privisión preventiva para el «Chacal» de la masacre de Hurlingham

La fiscal de Violencia de Género de Morón, Paula Hondeville, pidió la prisión preventiva para Diego Alberto Loscalzo, el hombre acusado de haber cometido la masacre de Hurlingham, donde fueron asesinados cinco miembros de una familia, incluida su pareja y un bebé de 9 meses de gestación.

La fiscal acusó a Loscalzo (35) por el «homicidio calificado por mediar violencia de género y la utilización de arma de fuego» de su mujer, Romina Soledad Maguna (36); y los «homicidios calificados por el uso de arma de fuego» de su cuñada, Vanesa Maguna (38); de su concuñado, Darío Daniel Díaz (33); de su cuñado, José Maguna (34), y de su suegra, Juana Paiva (55).

Además, lo responsabilizó por la «tentativa de homicidio calificado» de Cinthia López Gotta (38), amiga de su mujer; de su concuñada, Mónica Beatriz Lloret (36) y de la hija de ésta, Camila (12).

La fiscal le imputó el aborto del bebé de nueve meses de gestación que llevaba en su vientre Lloret al momento del hecho y que estaba por nacer, ya que la mujer había roto bolsa y estaba en trabajo de parto.

El pedido de la fiscal Hondeville fue realizado ante el juzgado de Garantías 4 de Morón, a cargo de Alfredo Meade, luego de que Loscalzo declarara en el marco de la causa y dijera que no recordaba «nada» de lo sucedido la noche de la masacre. Loscalzo aseguró que «lo último que recuerda es haber estado esa noche en su casa haciendo cuentas porque estaban con muchos problemas económicos y que a partir de allí no recuerda nada hasta que estaba en su moto en la vía publica, de noche, y que se cayó de la moto».