PJ: Intendentes K podrían llevar a Magario de candidata y el Grupo Esmeralda a Randazzo

El peronismo por ahora sólo se dobla, de cara a las elecciones. El presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, convó a una reunión en la sede partidaria de la calle Matheu; mientras que los intendentes de San Martín y Hurlingham se juntaron con referentes de la primera sección electoral.

El kirchnerismo duro y los intendentes del grupo «Fénix», que entre otros integran Verónica Magario (La Matanza), Gustavo Menéndez (Merlo) y Ariel Sujarchuck (Escobar), estuvieron en Matheu con Espinoza «analizando el escenario político».

Se rumorea que la intendenta matancera podría ser candidata a senadora por ese espacio, representado a Cristina Kirchner en la Provincia.

«Comenzamos a preparar las propuestas programáticas que el peronismo planea llevar adelante desde el Congreso, una vez que asuman los nuevos parlamentarios que serán elegidos este año», dijo Espinoza a través de un comunicado.

Del otro lado los «Esmeraldas», que además de Zabaleta y Katopodis integran Juan de Jesús (Partido de la Costa), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Eduardo «Bali» Bucca (Bolivar), postearon una foto desde Hurlingham.

Con los «Esmeraldas» se van agrupando aquellos dirigentes que propician la candidatura del ex ministro de Interior, Florencio Randazzo.

«Estamos trabajando con los dirigentes de las distintas secciones. Ahora, esto no quiere decir que todos vayan a transformarse en ‘Esmeraldas’, sino que adhieren a nuestras propuestas de trabajo y que apoyan la candidatura del ‘Flaco’ Randazzo», manifestaron voceros del grupo.

Los encuentros se dieron durante la misma semana en que se divulgó la encuesta que midió como candidata, por primera vez, a la intendenta de La Matanza. La encuestadora daba cuenta que Magario estaría mejor posicionada que Randazzo de cara a octubre.

La jugada tuvo distintas lecturas dentro del PJ. Algunos se limitaron a señalar que «sólo se trató de una chicana para Randazzo», mientras que otros, sostuvieron que la movida fue para «ir posicionándose de cara al cierre de lista. Los distintos espacios van a salir a medir fuerzas antes de sentarse a conversar», dijo un referente de peso del espinozismo.

En tanto, los que se animaron a hilar más fino señalaron que «la salida a escena de Magario es la primer señal que da cuenta que la ‘Señora’ (Cristina Fernández de Kirchner) está pensando en no jugar. Ella es mujer, ultra kirchnerista, con lo cuál que su nombre empiece a rodar significa que podría ser la elegida por Cristina para jugar las PASO de agosto, concentrando detrás al núcleo duro», dijo un referente del grupo Fénix.

«Lo más loable del peronismo, que es algo que a otras fuerzas no les pasa, es que tiene más de un candidato con posibilidades muy fuertes de jugar en octubre y consolidarse da cara al 2019», señaló un importante dirigente matancero que supo otrora integrar el gabinete provincial al igual que Randazzo.

«Por un lado está la figura del ‘Flaco’ (Randazzo), que fue un excelente ministro provincial y nacional. Pero además hay un pool de intendentes que pueden dar el cambio generacional que necesita tener el PJ, que cuentan con el peso de sus territorios, y con la experiencia que les dio la gestión», señaló la fuente antes de enumerar que dentro de ese grupo estarían «Insaurralde, Katopodis y Magario».

Lo que todos tienen en claro es que, en octubre, no sólo se juegan las elecciones legislativas de medio tiempo, sino el pase a futuro con miras en las presidenciales del 2019. Las chances que pueda tener entonces el peronismo están directamente atadas al rol que desempeñe el partido este año.