Cortiñas: «La gente se movilizó por el ajuste»

La madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas tomó distancia de Hebe de Bonafini, pero aseguró que se vive «un retroceso» en materia de Derechos Humanos. Entre otras cosas, repudió la falta de acciones oficiales para el 24 de Marzo.

En diálogo, esta mañana, con Estación Central (MPQuatro Radio Online), la vecina de Castelar cuestionó «el ninguno» de los medios concentrados sobre «la marcha de izquierda» que tuvo lugar en la Plaza de Mayo, donde las declaraciones de Hebe y la presencia del kirchnerismo se llevó la mayor parte de los títulos y de la polémica, en el marco del Día Nacional de la Memoria.

«La otra fue grande pero todos salimos a la a calle. Por el ajuste, por el cierre de oficinas de protección a los testigos, por eso había familias enteras. Estamos en un gran retroceso, en lo que se había avanzado en los últimos años», sostuvo Cortiñas.

«La Dictadura, fue sangrienta, con la participación de la cúpula de la iglesia», recordó Nora. Aunque a diferencia de Hebe y el sector más duro del FPV no comparte la equiparación del Gobierno de Macri con una dictadura.

«Creo que los insultos no tienen que desmerecer el haber salido a la acalle miles y miles de personas», dijo. Y agregó: «Lo que corresponde es que (el Gobierno) convoque. No lo puedo concebir. Esta indiferencia me preocupa, al no querer hacer nada».

«Es una lástima que el gobierno se pierda la posibilidad de mostrar la historia», concluyó.

Luego se refirió a su visita a las Islas Malvinas, donde la Comisión Provincial por la Memoria trató de ejercer presión para la identificación de los soldados caídos en la Guerra de 1982. A su regreso se enfrentó con una comitiva que los repudió por considerar que «se los quiere convertir en víctimas de la Dictadura».

«Fuimos a hacer un homenaje a los caídos, con todo respeto, y de pasa hacer una reivindicación porque las islas son nuestras, esa reacción muestra que hay una presión, para que la causa no avance», en alusión a los crímenes de militares ingleses y argentinos.

«A los chicos se los enterraba con la cabeza afuera y morían de hambre y frío», recordó.

«Los que estaban en Aeroparque eran familiares de militares. Unos fachos», concluyó Cortiñas.