Hurlingham: Otra muerte por violencia de género

Hurlingham sumó otro femicidio: Verónica Poggi, la mujer que arrojada de la terraza por su pareja, Gustavo Huerta, falleció en el Hospital Posadas, donde estaba desde enero. A los pedidos de «emergencia» de género por parte de la izquierda, surgen ahora críticas a la Comisaría de la Mujer.

Belén Carranza, referente de Hurlingham del espacio de género Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), sostuvo que resulta difícil acceder a la información que permita establecer un cuadro de situación respecto a la violencia hacia las mujeres.

«El intendente habló de una cantidad de casos que no podemos determinar. Nos hemos acercado a la Comisaría de la Mujer, donde debería haber un registro, pero no existe. Es lo que nos dicen…. vamos a creerles», sostuvo en diálogo con el programa Estación Central (Mpquatro radio online).

Para las organizaciones, ese registro permitiría, por ejemplo, «la aplicación de políticas públicas que generen un cambio verdadero, cultural, para terminar con aquello donde se fomenta el bienestar de los hombres por sobre las mujeres, que después termina en violencia y al final en femicidios»».

En tal sentido, reiteró que se insistirán con la creación de un Observatorio de Hurlingham para los casos de violencia de género.

MuMaLá presentará hoy a las 18 en Avenida Roca 1357 el Registro Nacional de Femicidios y el monitoreo del Presupuesto asignado al Consejo Nacional de las Mujeres.

Al respecto, Carranza señaló que «ante la modificación de los recursos se presentó un amparo, por lo que el presidente Mauricio Macri debió dar marcha atrás y mantener los recursos que estaban establecidos».

De acuerdo a los datos de 2016, entre enero y diciembre de ese año se produjeron 322 femicidios, una información recabada desde los medios de comunicación.

«Hoy, no existe un registro oficial actualizado, pero los casos en los que los desenlaces no terminan con la vida de la víctima son todavía mayores, como el de Gabriela Romero, la mujer de Hurlingham salvajemente golpeada por su ex pareja el viernes pasado.

«Gabriela había realizado quince denuncias. La Comisaria realiza las medidas de resguardos, pero después no tenemos un seguimiento. Las perimetrales se violan y nadie se acerca a ver si la mujer sigue viva o no», afirmó Carranza. Y demandó que el Estado en todos sus niveles brinde a las víctimas medidas como contención psicológica o reinserción laboral.

«De lo contrario es un circulo vicioso apara una mujer sometida desde lo físico o lo psicológico», apuntó.

Otro caso

Poggi estaba embarazada al momento de la agresión. Pese a ello, logró a dar a luz al bebé, que falleció a poco de nacer. Con la muerte de la mujer el hecho, investigado por la fiscal de violencia de género número 10 de Morón, Paula Hondeville, cambió de carátula a «homicidio agravado por vínculo», y se suma a la causa inicial en la que se le imputa al hombre la muerte del bebé.

Según consta en la investigación, Huerta envió un audio de WhatsApp a la dueña de la casa que alquilaban donde se refiere al estado de salud de Verónica y advierte sobre los riesgos de una posible infección pulmonar, la que terminaría con su vida tras la caída.

Huerta está detenido en la seccional Hurlingham Primera por la muerte del bebé, pero ahora su situación se complicó por el deceso de la mujer. Tenían una hija de un año y medio en común y el embarazo en gestación.

Mientras, la Justicia intenta obtener elementos de prueba más contundentes para esclarecer la muerte de Verónica, porque hasta el momento dos testigos declararon que los vieron discutir en la terraza, pero ninguno observó el momento en que la empuja. Según las pericias realizadas, por la forma y el lugar en el que cayó el cuerpo es muy poco probable que haya sido una caída accidental.

En su agonía, y con la poca fuerza que le quedaba para expresarse por su problema pulmonar, Verónica alcanzó a reconstruir lo que le pasó, asesorada por un grupo de expertos del Municipio de Hurlingham, que la incitaron a que cuente su verdad. Por eso es que la investigación toma un nuevo impulso.