El «Bocinazo» terminó en un escrache a Vidal

Un puñado de manifestantes de Suteba, CTA, UDOCBA y el Movimiento Evita terminó anoche una movilización frente al ingreso principal de la Base Aérea de Morón Sur, donde reside la gobernadora, María Eugenia Vidal, con sus hijos. «Nadie piensa en mis hijos?», se quejó la mandataria por TV.

La manifestación no es novedad. Todo el mes, desde que los gremios docentes se llamaron al paro en Nación y Provincia, SUTEBA y UDOCBA Morón vienen realizando marchas y actos en la Plaza San Martín, frente al municipio, a la Secretaría de Trabajo o el Consejo Escolar. Se les suelen sumar referentes de la CTA kirchneristas y figuras del Nuevo Encuentro. Ayer por la tarde se convocaron a un «bocinazo» con la Plaza de las Artes como punto de partida. Tanto los gremios como el sabbatellismo se encargaron de difundir las fotos de la marcha, que terminó en la Base.

El hecho tomó estado público cuando la propia Vidal comentó anoche, en el programa «Intratables» de América, que habían hecho un escrache en su casa.

«Hace un rato había un grupo de delegados gremiales protestando en la puerta de mi casa; yo no estaba, estaba trabajando, estaban mis hijos por llegar y además, en la base militar donde vivo, hay una escuela y es la hora en que los chicos salen. ¿Nadie piensa en ellos? Está la gobernación, está mi oficina (para que protesten): ¿no pensaron que ahí estaban mis hijos y los hijos de otras familias que estaban saliendo?», dijo la gobernadora.

Su ex pareja, Ramiro Tagliaferro, saldrá hoy desde el Municipio a declarar sobre un hecho que afectó a su familia. En tanto, Nuevo Encuentro se quejó ayer de que agentes policiales y de la comuna «detienen autos y motos que participan» de la movilización. Lo hicieron desde las redes sociales, específicamente desde el perfil de @NEcastelar. La misma cuenta que difundió las fotos de la Base y después acusó a Clarín de publicar «mentiras».

Cierto es que el llamado lo hizo un Frente Gremial, pero los que actúan son siempre los mismos, caras conocidas, algunas militantes del anterior gobierno.

«Hay un problema de valores muy profundos, donde para algunas personas todo vale. Te lo pongo no como una cosa grave, sino como un ejemplo de que perdimos toda noción de respeto por el otro», añadió la mandataria anoche.

«No sé cual es el objetivo, es mi casa, es el concepto de manejar la calle, la calle es de todos, no es de ningún espacio político. Tienen derecho a manifestarse, está la plaza de la gobernación, pueden ir a mi oficina en el Banco Provincia, está el ministerio de Educación de la provincia, hay muchos lugares donde manifestar su disconformidad», concluyó la gobernadora.

El martes volvió a fracasar la paritaria docente, aunque la Provincia no dio por cerrada la negociación. En el mientras tanto liquidará salarios con los aumentos que ofreció a los gremios. El martes y miércoles hubo marchas en Morón. Hoy esos gremios marcharán junto a la militancia K a Capital Federal en la movilización de las CTA. Y se preparan para la huelga general del 6 de abril. Vidal apuesta al desgaste: El paro ya perdió fuerza.