Tagliaferro salió a repudiar el escrache contra Vidal: «No en la puerta de la casa de mis hijos»

El intendente, Ramiro Tagliaferro, salió a repudiar hoy el escrache realizado anoche por militantes de gremios docentes y del FPV en la puerta de la Base Aérea de Morón, donde la gobernadora, María Eugenia Vidal, vive con los tres hijos del matrimonio (la pareja se separó hace ya un año).

«Nuestra maravillosa democracia prevé muchísimas instancias para debatir posiciones y creencias. Pero no es en la puerta de la casa de mis hijos», comunicó el jefe comunal.

«Lamento profundamente estar escribiendo estas líneas. Tuve que hacerlo alguna vez en la virulencia de la campaña del 2015 y pensé que iba a ser la última». comenzó una carta publicada en su perfil de Facebook.

Y graficó: «Ayer a la noche, un grupo de representantes gremiales de Suteba y dirigentes de NE Morón hicieron un escrache en el domicilio de la Gobernadora que es la casa de mis hijos. Supongo que, como representantes de los docentes, alguna vez estuvieron frente al aula dando clases. Supongo que conocen mejor que nadie la psicología de los niños».

«En el momento del escrache, los chicos estaban conmigo. Fue muy difícil explicarles que no podían volver a su casa. ¿Y por qué no podían volver a su casa? ¿Por qué su mamá y su papá pensaban distinto a los jefes gremiales y a los jefes de Nuevo Encuentro? ¿Pero su papá y su mamá no les habían enseñado que “se puede pensar diferente” sin coartar las libertades constitucionales? ¿A mamá y a papá no los votó la gente justamente porque sostenían que se puede trabajar y construir una Nación todos juntos aunque en algunos temas pensemos diferente?», se preguntó.

A su vez, la jefa de bloque de Cambiemos, Analía Zappulla, aseguró que «caímos en una degradación de valores espantosa, lo que empezó como una forma de justicia por mano propia cuando no había justicia o había indultos termino en la aberración de intimidar a chicos por el solo hecho de ser hijos de….»

«Todos estamos de acuerdo en que se excedieron los límites, no podemos aceptar el Vale todo», afirmó la concejal. Y cerró: «Lo absurdo es ver que se golpean el pecho hablando de democracia, cuando la democracia nos da muchísimas formas de debate, y estos grupos solo apuntan al caos y a la desestabilización, nada menos democrático».

Por su parte, el ex presidente de la Coalición Cívica local y director de DDHH de Morón, Francisco Mones Ruiz, repudió el escrache de los docentes.

«El año pasado vi, por primera vez, que la lucha de muchos años de los estudiantes fue implementado por la Provincia de Buenos Aires. Décadas luchando por el boleto estudiantil, y acá está. Garantizando el derecho a la educación. Cuando inicié la escuela pública, a la privada iban quienes no podían aprobar. Hoy vecinos de los barrios de Morón se desesperan por obtener una beca o media beca para enviar a sus chicos a las escuelas parroquiales, que las hay y muy buenas», señaló el ex presidente del Centro de Estudiantes del Manuel Dorrego, secundario por el que también pasaron Martín y Hernán Sabbatella.

El dirigente dijo además: «Marché reclamando educación de calidad a Ruckauf. Marché por lo mismo contra Solá. Contra Scioli. Pero nunca fuimos a la casa de ninguno de ellos. Nunca agredimos a sus familias, a sus hijos». En ese sentido, apuntó: «Lamenté ayer ver a dirigentes de Martín Sabbatella conduciendo el conflicto docente. Y lamenté porque cuando estudiaba en el colegio nacional vi a esos mismos dirigentes que se golpean el pecho en nombre de la educación pública, sacar a sus hijos del Colegio Nacional porque los docentes hacían paro contra la Alianza»