El paro se sintió ante la falta de transporte y la izquierda cortó para diferenciarse de la CGT

Sin transporte y con piquetes en los principales accesos a Capital Federal, tanto el paro nacional de la CGT como el plan de lucha de la izquierda se hicieron sentir hoy. La Autopista del Oeste estuvo cortada de 7 a 10. De todas formas, hay comercios abiertos y atención en municipios como Morón.

El día comenzó sin colectivos, trenes, subtes, ni vuelos comerciales. Las escuelas públicas estuvieron cerradas. No así las privadas, aunque en pocas aulas hubo clases. En los comercios la adhesión fue dispar. «En general abrieron los dueños de los comercios chicos, pero las cadenas no. El paro fue absoluto», dijo tajante el tesorero del SEOCA (mercantiles), Hugo Pintos, en diálogo con el programa «Estación Central» (MPQ radio online).

La Federación de Municipales adhirió al paro, por lo que la atención en las comunas estaba en duda. No fue el caso del Sindicato de Pablo Salvo en Morón (STMM). «Nosotros no adherimos», aclaró esta mañana, aunque dependía de la capacidad de movilizarse de los empleados. Los servicios de hoy estaban garantizados, a excepción de la recolección.

El moyanismo se plegó, casi obligado por las circunstancias. Hubo peajes liberados, sin cobro en los automáticos. La calle estuvo aliviada, no vacía.

A las 7 de la mañana organizaciones de Izquierda (IS, PTS, PO) de la Zona Oeste se subieron a la Autopista a la altura del Hospital Posadas, donde esperaba Gendarmería. Hubo un detenido, que luego sería liberado. Para la trabajadora del Posadas Jimena Lettieri «lo tuvieron un rato de rehén». En el corte se lo vio muy activo al delegado del ramal Sarmiento Rubén Sobrero, quien salió a convocar a un otro paro, de 36 horas y con movilización.

«El objetivo era hacer un paro activo para derrotar el ajuste de Macri, a diferencia del paro dominguero de la CGT. Hay baja de salarios, de consumo», indicó Lettieri.

Hubo varios incidentes, tanto en Panamericana como en Acceso Oeste. «Hubo compañeros detenidos, que venían en micros desde Moreno y cuando se bajaron la Gendarmería los paró. Estuvieron detenidos durante el corte y finalmente los liberaron», contó la dirigenta del PO.

«Cumplimos en liberar un carril – contó rumbo al Obelisco- . El mundo pudo ver que lo hicimos así no para generar disturbios, sino para derribar este modelo. La CGT, después del robo del atril y de la corrida del 7 de marzo, terminó haciendo este paro como medida de escape, no como plan de lucha».

«Hay una parte del movimiento obrero que para, no para descomprimir, sino para ponerle fin a este plan del Gobierno», apuntó tras desalojar la Autopista.

c8utaeewsaed2bb

 

Por su parte, Pintos sostuvo que «el paro fue rotundo. En el caso de Morón, Ramos, Merlo el acatamiento es alto. Los negocios están abiertos, atendidos por sus dueños. En las grandes cadenas se siente más el paro».

La Federación Mercantil cerró paritarias hasta abril de 2018 (20% en dos cuotas, con una cláusula por inflación). «Es un aumento en función de una inseguridad de la economía. La realidad no la manejamos nosotros. Se acordó un 20%, pero en julio y en enero nos volveremos a sentar», se explicó.

Los que están por  cerrar paritarias (en dos cuotas, en torno al 24%) son los municipales de Morón. Salvo, secretario del STMM, está por cerrar el primer Convenio Colectivo y no siguió a la FESIMUBO. «El sindicato no adhiere. El que no pueda viajar no trabajará», sostuvo esta mañana por MPQ.

«La paritaria estaría cerrada, pero el convenio todavía no. Es el primero de nuestra historia en Morón, así que es muy importante y lo pusimos como condición sine qua non. Va a haber carrera y escalafón para los municipales, sin el dedo del poder político. El trabajador va a poder defenderse durante un sumario, por ejemplo», explicó. También apuntarán, como indica la nueva ley, a reducir el personal temporario al 20% de la planta municipal. Habrá cinco años para ajustarse. Se podrá mantener contratos por un año: después se pasará a la planta o desvinculará al trabajadores.

El anuncio de acuerdo paritario en Morón se realizaría el lunes 10. Se pospuso una semana y se prefirió o no se llegó a dar este jueves, como se preveía.

Temprano, el intendente, Ramito Tagliaferro, tuitteó: «Mi agradecimiento a los trabajadores municipales que decidieron trabajar hoy, así como tmb a los que quisieron hacerlo y les fue imposible».