Tras el último femicidio, piden declarar la emergencia en violencia de género en el distrito

Tras el femicidio de Daniela Barrionuevo el pasado viernes, la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala) y la exconcejal de Libres del Sur Mónica López presentaron un proyecto de ordenanza en el HCD, para la declaración de la Emergencia en Violencia de Género en Hurlingham.

«En lo que va del año contabilizamos en nuestro distrito tres femicidios y seis femicidios vinculados, el último, el de Daniela Barrionuevo, la semana pasada. Si bien esto no es un dato aislado de la realidad del país en la que la violencia machista nos mata una mujer cada 25 horas, en nuestro distrito no existía registro tal, desde el asesinato de Candela Rodriguez en 2011», explicaron.

Y recordaron los femicidios de Romina Maguna en febrero pasado, quien se encontraba embarazada de nueve meses, junto con los femicidios vinculados de sus dos cuñados, su concuñada, y su madre; el de Verónica Poggi, en marzo, quien fue asesinada por su pareja, que la arrojó del balcón de su departamento estando embarazada.Y el más reciente, de Barrionuevo, quien resultó asesinada por su pareja el viernes último, luego de que semanas atrás él quemara su casa e hiriera a sus hijos.

«Muchísimos mas son los casos de violencia que se reportan a diario tales como el de Gabriela Romero,quien casi pierde un ojo producto de la brutal golpiza de quien solía ser su pareja», agregaron.

La iniciativa presentada propone la declaración de «la Emergencia en Violencia de Género en el Partido de Hurlingham», e insta al Departamento Ejecutivo a:

«Implementar campañas de difusión masiva para prevenir violencia de género y noviazgos violentos; Crear una línea telefónica gratuita de información, asesoramiento y asistencia sobre violencia de género que funcione las 24 horas y los 365 días del año; Disponer de patrocinio jurídico gratuito para mujeres en situación de violencia de género; Realizar un monitoreo de las restricciones perimetrales mediante los recursos humanos, tecnológicos y preventivos que con los que cuente la Municipalidad; Entregar un subsidio económico a las mujeres que sufren este tipo de flagelo dentro del Partido; Crear un Refugio Municipal para mujeres víctimas de violencia conducido por un equipo interdisciplinario con perspectiva de género; Capacitar de manera integral a todo el personal municipal para abordar esta problemática desde las diferentes áreas de Gobierno; Capacitar a efectores de salud sobre salud sexual y reproductiva, educación sexual y parto respetado, entre otras medidas, que se suman a intervenciones especializadas en violencia contra niños, niñas y adolescentes; Implementar a nivel municipal el cupo laboral trans; Elevar el rango de la Dirección de Políticas de Género a Subsecretaría y crear el Observatorio Municipal de Políticas de Género, como ente autónomo de contralor, a cargo de las organizaciones sociales y de género y junto a especialistas comprobados en la materia.»

El proyecto fundamenta que «para avanzar en la equidad de género resulta necesario que el Estado en su conjunto considere como política de Estado dar respuesta a las violaciones de los derechos de las mujeres, implementando las políticas públicas necesarias, dirigidas al tratamiento de la problemática debido a la magnitud y consecuencias derivadas de la misma.

En esto, la responsabilidad del gobierno municipal es ineludible, ya que es este gobierno quien tiene el contacto más directo con la población. Creemos que más de noventa mil mujeres que viven en esta ciudad necesitan una respuesta urgente y efectiva a sus demandas cotidianas».

En tal sentido, esta mañana Mumala se dirigió a la Municipalidad para acercar al intendente Juan Zabaleta «nuestra preocupación en cuanto al tratamiento que se esta otorgando a la existencia de un «Hogar Protegido» en la Casa de la Mujer inaugurada ayer.