Zabaleta abrió la «Casa de la Mujer» junto a dirigentes y sin aludir al femicidio del viernes

Dos días después del femicidio de Daniela Barrionuevo, el intendente de Hurlingham Juan Zabaleta inauguró ayer la Casa de la Mujer. El acto contó con sus pares de San Martín e Ituzaingó y otros invitados. Habló de «sensaciones encontradas» y de botones de pánico, pero no del último caso.

El jefe comunal recibió el respaldo de los intendentes de San Martín y de Ituzaingó, Gabriel Katopodis y Alberto Descalzo, respectivamente; de 0las diputadas provinciales Valeria Amendolara, Eva Ramírez y Mónica López; la actriz Carolina Papaleo; y la ex senadora bonaerense María Esther Barrionuevo.

“Es un día importante, de mucho compromiso, mucha emoción y mucha solidaridad. En Hurlingham hay un Estado presente que inaugura un lugar para hacer frente a este flagelo tan terrible que todos los días sufren tantas mujeres”, señaló Zabaleta. Y agregó: “Es un espacio para empoderar a las mujeres, donde entre otras cosas va a haber talleres de capacitación para generar herramientas que fortalezcan las políticas de prevención. Además, tenemos un equipo de más de treinta profesionales con psicólogos, trabajadores sociales y abogados dedicados a tratar esta problemática”.

La Casa de la Mujer está ubicada donde antiguamente funcionaba el Jardín Municipal N° 3, y allí se brindará orientación, asistencia psicológica y asesoramiento legal a las mujeres en situación de violencia.

Como en su discurso, el mandatario insistió en definir a la jornada como un día «de sensaciones encontradas, porque vivimos muchas situaciones complicadas, con mujeres asesinadas. Y eso nos demanda el compromiso de tener políticas activas todos los días en ese sentido. Por eso creemos estar en el camino que nos plantean las demandas de los vecinos».

453_1494262390

 

Otra víctima

El viernes, en tanto, un hombre que había estado detenido volvió a buscar a su ex mujer en Hurlingham y la asesinó.

Ocurrió en la calle Forest al 1700, de Hurlingham, donde el hiho de la víctima se acercó porque la madre no respondía el teléfono. Se encontró con una escena de terror. Ella estaba muerta en la cama y su exmarido, Eleonel D’Amelio, ahorcado en un pasillo con una cinta de persiana.

No era la primera vez que el hombre de 40 años quería matar a Daniela Barrionuevo. Lo había intentado hace un año, motivo por el cual pasó apenas unos meses detenido y acababa de recuperar su libertad.

En esa oportunidad, el 30 de noviembre, había iniciado un incendio con la intención de matarla a ella y a sus hijos. Le abrieron una causa por «tentativa de homicidio» pero la mujer lo perdonó, pidió que no quedara detenido y para fines de enero estaban viviendo juntos otra vez. Hace una semana, habían viajado juntos a Brasil.

Días después de ese incendio, la mujer asesinada había escrito en Facebook que “siempre” y “solo Dios” sabía cuánto había amado a D’Amelio, al tiempo que deseó que todo pasara “pronto. Sé que ya no voy a poder verte más, dejo mi corazón junto al tuyo…”.

Publicación que él respondió días más tarde con una foto que decía «No se trata de conquistar a mil personas sino de conquistar mil veces a la misma persona».

Un femicidio anunciado y ahora el dolor que quedó en los hijos de la mujer, que vuelcan su impotencia en las redes sociales. «Pasaba por facebook para decirte que te amo y que serás siempre mi bella mamita loca, mi compañera como me decías vos, mi ángel guardián. Gracias por todos estos momentos hermosos risas llantos y mucho más. Encontrá tu luz y que brille en mi. Te amo vieja te amo !!!!!!!!, escribió su hija.