Condenan y detienen al acusado del caso Olivera, la joven de Castelar asesinada en 2014

Gastón Manes fue condenado este martes por el Tribunal Oral en lo Criminal N°2 de Morón por el femicidio de Noelia Olivera, de 27 años, en un fallo unánime. El acusado llegó al juicio en libertad y le había asegurado a la Justicia que la víctima se había suicidado. Lo detuvieron por la tarde.

La condena fue dictada por los jueces Osvaldo Cedarri, Humberto González y Aníbal Termite, quienes dieron por probado que Manes la asesinó.

Tras la lectura de la pena, los jueces ordenaron allanar la casa de condenado y detenerlo. En horas de la tarde fueron a buscarlo a su domicilio, donde no se encontraba, por lo que algunos lo daban por prófugo.

Sin embargo, más tarde se confirmó su detención. Fue un alivio para querellantes, e incluso la Justicia, que lo había dejado libre.

«Estamos muy conmovidos porque la lucha no fue en vano pero ahora necesitamos que lo encuentren para que vaya preso como merece», decía Julieta Olivera, hermana de la víctima, al mediodía.

Por su parte, «no somos la última palabra pero esta es nuestra visión del hecho. Hay instancias superiores de apelación que podrán revisar la sentencia y darle lugar a otras interpretaciones o ratificarla. Así que no tienen nada que agradecer, hemos cumplido con nuestro rol», indicó González a los familiares, hoy.

El hecho ocurrió la noche del 28 de agosto de 2014, cuando Noelia Olivera fue encontrada muerta en su casa de Castelar Sur.

Cuando los efectivos llegaron a la casa de la mujer encontraron que el cuerpo estaba ahorcado, golpeado y con signos de estrangulamiento.

Había sido el mismo Manes quien denunció que su pareja se había suicidado.

El juicio comenzó el pasado 27 de marzo y unos días después los jueces ordenaron realizar la reconstrucción del hecho porque el relato de Manes tuvo puntos contradictorios.

Hoy en la sala estuvo el presidente del bloque de concejales del FPV, Hernán Sabbatella, quien declaró: «Es imprescindible que se avance en materia de políticas públicas para erradicar la violencia de género con estrategias integrales, serias y planificadas. Hoy más que nunca necesitamos de un Estado presente, una justicia comprometida y una sociedad que se involucre para que no haya #NiUnaMenos».