El socialista Martínez se sumó al Frente «Un País», para «terminar con la improvisación»

El concejal socialista Favio Martínez oficializó ayer su incorporación al frente 1País en Morón, en una conferencia en la que fue acompañado por los concejales renovadores Marinucci, Lavuizza y Bruno. Los tres primeros vencen mandato en diciembre. Hubo críticas a la grieta y a la gestión macrista.

La presentación de la Agrupación «Participación e Igualdad», que compañó a Martínez en la interna progresista de 2011 como precandidato a intendente, se realizó en la mañana de ayer en la confitería «La Moneda» de Morón, junto a referntes locales de Libres del Sur como Sibila Botti, espacio que también se suma oficialmente al frente Massa-Stolbizer este sábado, además de dirigentes del GEN (Sanda Yametti, una ausente con aviso).

Martínez explicó que si bien el Partido Socialista no participa de este frente provincial, liberó a sus dirigentes locales a integrarse a listas que no fueran con el FPV o Cambiemos, fuerzas a las que enfrentarán en Santa Fe. De hecho, ninguno de los cuatro integrantes de la mesa de ayer irán a estas elecciones por la fuerza política que los vio nacer, aunque tres se reconocen aún peronistas y otro seguidor de las huellas de Lisandro De La Torre.

«Sin duda las PASO vinieron a degradar aún más a los partidos políticos», admitió el jefe de bloque renovador, Jorge Laviuzza. Ninguno sabe qué deparará a esta unidad frentista después de las elecciones. Pero le apuntan a 2019. «Fuimos excluidos por el sectarismo K», se lamentó Domingo Bruno.

En la conferencia también hubo presencia kirchnerista, aunque bajo la forma de periodistas. Se destacó Gonzalo Zurano, ex jefe de prensa del concejal Hernán Sabbatella e hijo del ex abogado de la AFSCA Sergio Zurano, quien dirige uno de los portales de noticias que financió Nuevo Encuentro.

Fue el encargado de preguntar por el seguimiento de las denuncias que su propio bloque construyó contra el ex concejal Christian Salinas y que Marinucci llevó a la Justicia, por ahora sin novedades. También se encargó de adelantarse al posible desembarco del ex fiscal de Morón Adrián Flores a la desierta Secretaría de Gobierno de Ramiro Tagliafero.

No se puede negar que el aparato de prensa del sabbatellismo siempre tuvo una información de primera mano. Como tampoco que armaba operaciones contra sus adversarios, cuando eran gobierno. Marinucci y Laviuzza pueden dar fe: a ambos se los acusó de proteger a barrabravas ante casos de homicidios. En el caso de Marinucci, directamente le photoshopearon una foto para dejarlo mal parado, en el 2013. Pero la política tienen mala memoria.

Martínez asumió que dentro de su agrupación no sólo hay socialistas, sino también peronistas, radicales e independientes, «que se sumaron a este Frente ilusionados» con ser una alternativa a la polarización Macri-Cristina. «Los equipos técnicos de Roberto Lavagana y Daniel Arroyo saben a dónde van. No fue problema para nosotros debatir esta decisión. Es un orgullo estar con estas personas», sostuvo el concejal socialista, ayer.

«Lo hacemos convencidos de que en 2019 podamos tener un gobierno nacional, provincial y municipal con Marinucci. Vamos a terminar con la decadencia, la improvisación. Estamos profundamente ilusionados», apuntó Martínez, uno de los tres ediles del PS de la zona que la siguieron a Stolbizer.

Por su parte, Marinucci ratificó «lo que venimos planificando desde 2013 con la construcción de un espacio que tiene valor en lo local y con objetivos comunes». «Si bien somos de espacios distintos, confluimos en la misma idea que tenemos sobre la construcción de un mejor Morón», opinó.

Por último, destacó «la alegría de que la máxima representación del socialismo local, quien fue electo por nuestros vecinos, se sume a nuestro proyecto. Sin dudas habla de los valores y los ideales que tienen Favio y sus compañeros en cuanto a lo que queremos para el futuro de nuestro municipio».

El refente massista aseguró que hoy Morón estaba «peor que en 2015», no en cuanto a la obra pública, pero si «en la limpieza» y la atención en el Hsopital Municipal. «Me llegó un video donde ayer una persona que falleció mientras esperaba dos horas que llegue la embulancia», ilustró. Objetó también un aumento a la empresa de recolección. Y se lamentó una vez más de haber acompañado la emergencia económica: «Fuimos engañados».