El Gallo igualó con Defensores, que lo recibió como un campeón, en la penúltima de la BM

Deportivo Morón empató 1 a 1 en su visita a Defensores de Belgrano, con tantos de Nicolás Ramírez a los ’28 del segundo tiempo y de Lucas Buono, a los ’41 de la etapa complementaria. El local, con este empate, se aseguró un lugar en el Reducido. Recibió al «Gallo» como un campeón europeo.

Con varios cambios, respecto del once inicial que igualara en cero frente a Almirante Brown, el equipo de Walter Otta registraría los ingresos de Cristian Broggi, Valentín Perales y Nicolás Minici en defensa, acompañando a Milton Alvarez en el arco, más Franco Racca (nuevamente de buen partido) en la última línea.

En el medio, Damián Toledo complementaría a Emmanuel Giménez en el «doble cinco», con Leandro Guzmán por derecha y Nicolás Ramírez por la banda opuesta.

En ofensiva, Matías Pardo, desequilibraría por el andarivel zurdo, en especial durante el primer tiempo, mientras Javier Rossi quedaría como «referencia de área», para «bailar con las más fea», esto es, la marcación férrea y siempre al límite de lo reglamentario de Luciano Goux.

En un primer tiempo sin grandes emociones, el Gallo contaría con la más clara de la etapa, cuando el mismo Goux le quitara el «grito de gol» de la boca, al «Bicho» Rossi, ganándole en un mano a mano «in extremis», sobre la misma línea de gol del arco defendido por Albano Anconetani.

En el complemento, el Gallo saldría decidido a buscar la diferencia, con un buen ingreso de Mauricio Del Castillo, quien a punto estaría de marcar el uno a cero, con un buen ingreso sobre el carril izquierdo, aunque su remate cruzado y con escasa potencia, resultaría controlado por el «inoxidable» arquero de Defensores.

Como contrapartida, Milton Alvarez generaría una tapada de excepción, ante el remate de Cristian Baima, desviando por sobre el travesaño un remate que tenía destino de gol, de no intervenir los reflejos del mejor arquero de la categoría, por números y rendimiento.

Cuando el partido parecía encaminarse a un cero a cero «de manual», una llegada por sorpresa de Nicolás Ramírez, por la banda izquierda, terminaría con el remate cruzado y preciso del «diez» del Gallito, para anotar el uno a cero, a los ’28 del segundo tiempo, y dejar la sensación de partido «terminado», de no ser por alguna desantención de la defensa de Morón o el acierto de los delanteros locales, combinación que habría de darse para el empate final de Lucas Buono, a cuatro minutos del tiempo cumplido, luego que el «lungo» delantero del «Dragón» anticipara a la última línea y de cabeza colocara el uno a uno final para un partido parejo y disputado en el Bajo Núñez.

Ahora sólo falta Deportivo Riestra, en el Nuevo Francisco Urbano, para despedirse definitivamente de la «B» Metro y pensar en «Nacional».

(Fuente: Prensa CDM)