El sabbatellismo se hizo eco del personal médico del Hospital y Cambiemos le salió a contestar

La Asociación de Profesionales del Hospital de Morón realizó hoy una asamblea con todos los concejales de la oposición para denunciar falta de insumos. «Están jugando con la vida de la gente», aseguró Hernán Sabbatella. Cambiemos contestó que está llamando a licitación y «antes no se hacía».

No es la primera vez que los médicos del Hospital Municipal se le paran de manos a un intendente. Pasó en los ’90, cuando gobernaba Rousselot y a la Asociación era conducida por el duhaldista Antonio Lascaleia, a la postre director de IOMA, denunciado el año pasado por estafas varias durante gestión. Y volvió a pasarle al sabbatellismo, cuando al gremio lo manejaban dirigentes peronistas que jugaban en Unión PRO.

Ahora las denuncias apuntan a Taglaiferro. El presidente del bloque del FPV contó hoy que «La realidad que nos plantearon es gravísima y, según nos relataron los profesionales de la salud, se está jugando con la vida de los pacientes».

Entre otras cosas, señalan que se compran «materiales de mala calidad», que «hay demoras en la reparación de cinco respiradores, endoscopios y otros equipamientos indispensables; falta de habilitación de los quirófanos en el servicio de cirugía e inconvenientes en la red eléctrica que interfieren con el funcionamiento de los aparatos médicos», entre otros problemas. Además de un proyecto edilicio que se cortó en la primera etapa.

La que salió a contestar fue la concejal Adriana Ortiz, integrante de la comisión de Salud del Concejo Deliberante. «El sabbatellismo no tiene autoridad moral para hablar de Salud. Estamos realizando licitaciones de medicamentos y de materiales descartables por primera vez en 8 años», señaló la edil, quien cuestionó que «durante toda la gestión Ghi (2009-2015) el abastecimiento se hizo por compra directa y no con mecanismos transparentes que garantizan el abastecimiento y precios adecuados».

Y recordó: «Cuando manejaron el Hospital Posadas también lo usaron para compras sin licitaciones por más de 22 millones de pesos a unas pocas empresas, una maniobra que está siendo investigada por la Justicia», lo mismo que el acto de despedida de Cristina Kirchner y Daniel Scioli de noviembre de 2015, que costó $621.800, pagados por el propio Hospital. La denuncia apuntó contra el entonces director Martín Latorraca.

Asimismo, la concejal recordó que existen proyectos para mejorar la infraestructura del Hospital. Y dijo que «tanto los pacientes como los médicos tienen que estar tranquilos» en cuanto la seguridad que se brinda en el nosocomio. Hay 30 efectivos de la Policía Local asignados.