Sectores de la UCR presionan al PRO para que Cambiemos habilite internas en los municipios

Con Ricardo Alfonsín a la cabeza, sectores del radicalismo salieron a cuestionar la decisión de la Junta Electoral de Cambiemos de bajar listas con el objetivo de que no haya internas en agosto. El diputado amagó con desafiliarse si el partido lo acepa. Una lista pidió internas en Morón.

Alfonsín volvió a apuntar hoy contra la conducción nacional de su partido, al considerar grave que la UCR consienta «la falta de democracia interna en Cambiemos», en alusión a la negativa de la Casa Rosada a habilitar internas en los distritos.

«No es la eventual elección de radicales lo más grave, sino la negación de la democracia interna, la violación del derecho a ser elegido, así como el hecho de que desde el partido se consienta algo tan contrarío a la ley y nuestra cultura», dijo el hijo del ex presidente, tras amenazar el lunes con renunciar a su afiliación radical por las decisiones que toman en la cúpula partidaria encabezada por el santafesino José Corral.

Alfonsín salió a dar la cara por aquellos sectores que no se fueron de Cambiemos, pero tampoco aceptan listas de unidad en las que no fueron contenidos.

Tal es el caso de Esteban Cipollini en Morón. El dirigente de Frente Amplio Radical, referente del vice 1° del Senado Bonaerense, Carlos Fernández, presentó una lista con varios integrantes del Comité local, pero no se la oficializaron.

«Estoy dentro de las 17 listas no reconocidas por el PRO en la Junta Electoral», contó Cipollini. Según contó, hubo un acuerdo para que el PRO presentara listas en Capital Federal y la UCR en La Plata, pero luego no las reconocieron. «Como tienen mayoría nos quieren proscribir», indicó.

En 2015, la UCR tuvo internas abiertas con Tagliaferro en Morón, pero con listas cortas (sin el cuerpo nacional). Ahora, Cipollini ir a la Justicia «por la lista larga y si no me oficializan, hasta por la corta». Descree que la Junta Electoral lo acepte.

También se habrían bajado las listas del radical Ítalo Selser y del titular del ARI y director de DDHH de Morón Francisco Mones Ruiz, aunque en este caso habría sido negociado. El funcionario se llamó a silencio tras el cierre de listas.

El jueves pasado, el intendente de Morón avisaba que «la vocación de la Junta era que haya lista única», aunque no se negaba a tener que competir en las PASO «como hicimos en 2015». En aquel momento arrasó en la interna. «No nos quieren dejar ni perder», ironizó esta mañana Cipollini.