El presidente del CAI ocupará una banca en Cambiemos, que vuelve a padecer a Marasco

Casi al mismo tiempo en que Cambiemos presentaba su lista de unidad en Ituzaingó, los fantasmas del armado de 2015 volvieron a enturbiar el bloque. Es que el concejal José Luis Sánchez pidió licencia «por enfermedad», se borró, y en su lugar a asumirá el presidente del CAI, José Luis García.

García integró la lista de Cambiemos en 2015, que armó el empresario Osvaldo Marasco, ex funcionario y amigo de Alberto Descalzo. A pesar de que él mismo se encargó de divulgar una supuesta pelea, la realidad es que viene presentándose desde 2009 por fuerzas de la oposición que luego no representa. La relación se extiende incluso a su hermano, Eugenio, y a su cuñada, Mirta Tonellato, quienes ya fueron concejales por el PJ o aliados del descalcismo y habían sido incluidos en la boleta de concejales de 2015, que el empresario inmobiliario lideró como candidato a intendente.

Tarde, en el PRO se convencieron de que Marasco los había traicionado, al liberar fiscales en las PASO de 2015. Muchos creen que también se dejó ganar en octubre. Por eso Vidal no había bajado a hacer campaña con él después de las internas, en las que consiguió vencer a Gabriel Pozzuto.

Marasco ya jugó con la UCR, con el FPV, con De Narváez, con el Acuerdo Cívico y Social, con Cambiemos y ahora lo hará por el PJ-Cumplir. Pozzuto, delegado del PAMI y referente de Ramiro Tagliaferro, es el primer candidato a concejal de Cambiemos. El intendente de Morón logró ponerlo al frente en acuerdo con la UCR, que tiene la segunda concejal; el presidente de bloque, Gastón Di Castelnuovo; y el sector de Ezequiel Carrizo.

El miércoles, mientras lanzaban la campaña local, se anoticiaron de la renuncia de Sánchez, a quien preferían mantener adentro que tenerlo en contra. Este concejal fue el que llegó desde la Tupac, en un armado en el que también estaban Tonellato, Eugenio Marasco, Sergio Crego y Paola Traverso. Todos referentes de la burguesía empresaria local más cercana a Descalzo. Crego, ex cuñado del empresario Alberto Traverso, fue removido de la presidencia de bloque, pero finalmente lo repatriaron hace unos meses. Di Castelnovo (martillero y pariente de la escribanía que trabaja con el Municipio) y Ana Di Benedetto fueron los únicos integrantes de la bancada en responderle a la conducción de Macri, Vidal y Tagliaferro.

Con el cambio confirmado a UM por el propio García, quien asumirá la banca el miércoles 12, hay quienes especulan con que el bloque se vuelva a romper, de la mano de Crego y de los dos concejales macristas que no fueron incluidos en las listas legislativas: Julio Díaz y Carolina López.

Cacho asumirá porque Tonellato fue eliminada de la lista en 2015 y porque ni Eugenio Marasco ni quien le seguía, Gabriela Velardi, ocuparán el lugar que les correspondería por la licencia de Sánchez. García también es amigo de Marasco y acaba de ascender con Ituzaingó de la D a la C. Además, comenzó la obra de la ciudad deportiva, gracias al convenio firmado con el gobierno porteño, acto al cual no asistió junto a los concejales macristas, sino al periodista K Diego Brancatelli. En Cambiemos hay desconcierto. Aunque de nuevo no supo cortar a tiempo por lo sano.

«Vamos a esperar, por lo pronto se suma al bloque», sostuvo una fuente de Cambiemos hoy. «En off, vendió su banca», advirtió otra.

_67946_22122015_itu-descalzo-bloque-cambiemos-marasco