La Junta Electoral habilitó varias listas en el peronismo y desestimó una apelación socialista

La Junta Electoral bonaerense habilitó cerca de un centenar de listas, el viernes pasado, que habían sido desestimadas en un principio por las juntas electorales de sus respectivos frentes. Entre ellas, la de Raúl Zurita en Hurlingham. En cambio, no prosperó el pedido de internas en el socialismo.

Las PASO fueron concebidas durante el kirchnerismo para que cualquier candidato pueda presentarse a elecciones, mientras que el poder central, que dominaba por entonces Cristina Kirchner, iba unido a las PASO como FPV, con gobernadores, intendentes, el PJ más todos los sellos y agrupaciones surgidas o sostenidas desde el mismo poder. Ahora, ninguno de los líderes quiere internas que dividan el voto de cara a octubre.

Por eso, tras el cierre de listas cayeron infinidad de boletas provinciales, seccionales y locales, algunas por falta de requisitos. También es de ex profeso presentarse a una elección sólo para perturbar a un candidato. Ni Cristina, ni Florencio Randazzo por el PJ; ni Esteban Bullrich, ni Sergio Massa tendrán internas. No obstante, el viernes fueron habilitadas varias listas locales y seccionales, tanto en el peronismo, como en la UCR.

En Unidad Ciudadana habrá internas en Lomas de Zamora y Mar del Plata. También se habilitaron listas en Tigre, Hurlingham, Necochea, San Martín, Tres de Febrero, Quilmes, Brandsen, Chivilcoy, Pergamino, Junín, Almirante Brown, Colón, Lanús, Esteban Echeverría, Presidente Perón, entre otros. Con esto, y de cumplir con las presentaciones de rigor exigidas por la Junta (para las cuales el plazo tope era este sábado a las 18) éstas nóminas serán oficializadas, aunque dilucidar si jugarán con boleta corta o no queda en potestad de lo que defina cada uno de los frentes.

Por otro lado, el organismo bonaerense rechazó las apelaciones presentadas por 39 nóminas, entre ellas la bendecida por Gabriel Mariotto en Lomas de Zamora y encabezada por el ex titular del programa Fútbol para Todos, Pablo Paladino. Las resoluciones fueron firmadas por el vicepresidente de la Junta Electoral bonaerense, Eduardo Benjamín Grinberg, el secretario de Actuación, Guillermo Osvaldo Aristía, y los vocales Eduardo Raúl Delbés y Ana María Bourimborde.

PJ dividido

Tras la ruptura del FPV, el kirchnerismo residual se dividió en dos. Ni Cristina ni Randazzo quisieron internas, ero las habrá de todas formas. La Junta habilitó la lista para concejales de Raúl Zurita, quien competirá con el camporista Martín Rodríguez, por la Unidad Ciudadana de Hurlingham.

El presidente del PJ local salió a decir el viernes que «entendemos que Cristina es la única compañera que puede enfrentar a esta oligarquía que nos gobierna».

«Presentamos la lista, con 256 avales, que son muchos más de los 200 que exige la ley, y nos quisieron dejar afuera porque la junta electoral partidaria informó que no estaban los avales respectivos, sin darnos mayores explicaciones”, dijo Zurita y acusó a su adversarios de «proscribir» su lista.

También opinó Jorge Rodríguez, como apoderado de esa boleta. Lo curioso es que la Junta también habilitó otra que representó por la línea Lealtad y Dignidad de Hurlingham, en este caso por el Frente Justicialista que lleva a una interna con el randazzismo. A pesar del vaciamiento del Gabinete de varios funcionarios ultra K, el intendente Juan Zabaleta tiene gente en todos los frentes, pero no está conforme con la boleta de Cumplir.

Es todo muy raro en un espacio donde nadie se siente conforme y quiere sobrevivir a las PASO. Para ellos esta elección representa un verdadero problema.

Tanta horizontalidad, desconocida casi en el PJ, obedece a veces a las trampas mismas del poder. Tanto es así que en Ituzaingó, donde la lista oficial que conduce Alberto Descalzo (U. Ciudadana) no tiene rivales, mientras que en el PJ se habían habilitaron dos boletas y ahora se suman otras.

La JEB le dio luz verde a Gonzalo Cifre, de la línea Cumplir, quien competirá contra Osvaldo Marasco (el mismo empresario que jugó en UCR, FPV, Unión PRO, Acuerdo Cívico y Cambiemos en una década) y Ezequiel Roccia, del Movimiento Evita, el verdadero referente local por el randazzismo.

Dentro del mismo Frente Justicialista apeló y consiguió la oficialización de la boleta Francisco Alcorta, un dirigente gremial referente de los Remiseros.

Del mismo modo, se habilitó una lista representada por Gustavo Colli, por el PJ de Morón, donde el Evita sólo debía medirse con el metalúrgico Souto.

Por su parte, la Junta desestimó la apelación presentada por el concejal socialista de Hurlingham Lautaro Aragón, para habilitar la su propia lista, como la de Esteban Vallarino en Ituzaingó. En ambos casos querían internas de 1País. La Junta de esa alianza está dominada por el Frente Renovador y no permitieron que compitieran los socialistas, luego de un tormentoso cierre de listas, en las que PS y Libres del Sur se quedaron afuera.

Esto fue aceptado en algunas comunas, como Morón. Libres directamente se retiró como fuerza. El GEN, que cerró mejor, se mantiene junto a Stolbizer.

Esteban Vallarino y Lautaro Aragón (PS)

Esteban Vallarino y Lautaro Aragón (PS)