Una reunión en los terrenos que Ciudad le cedió al CAI, la excusa para desgastar a Cambiemos

Funcionarios, dirigentes y empresarios cercanos al intendente de Ituzaingó Alberto Descalzo se fotografiaron el viernes pasado en los terrenos que la Ciudad de Buenos Aires le cedió al CAI para hacer su ciudad deportiva. Una reunión de amigos que apunta a romper Cambiemos.

El presidente del club, José Luis García, que hace días asumió su banca por Cambiemos, ya es parte del plan de desgaste del PJ contra su propio partido.

La reunión tuvo como excusa la obra que impulsa el Club Atlético Ituzaingó, la cual se logró por un comodato que el gobiernoi porteño le concedió, sin que hasta el momento pudiera sacar el PRO algún tipo de rédito político. No es que deba. Pero es demasiado naif que el proyecto se vuelva en contra.

Lejos del macrismo y de su propio bloque, García se reunió con Pablo Piana y Rubén Alegre, secretario y sub de obras y servicios públicos del municipio. Piana es además primer candidato a concejal por Unidad Ciudadana. «Seguimos trabajando en el nuevo predio!, posteó la cuenta oficial del CAI en Facebook. Al mismo tiempo Osvaldo Marasco subía otra foto en la que se incluía.

Así es: con el concejal de Cambiemos estaba en descalcismo y un Marasco que ya pasó por la UCR, el FPV, Unión Pro, Acuerdo Cívico, Cambiemos y ahora juega en Cumplir-PJ. El inversor inmobiliario y ex funcionario de Descalzo no hace campaña por Randazzo, sino que en redes sociales sólo descarga su ira contra Gabriel Pozzuto, primer candidato a concejal de Cambiemos.

Está a la cabeza de la tarea de desgaste contra el partido que pudo haber ganado en 2015 y aspira a hacer en 2017. Es parte de una elite que se enriqueció junto con Descalzo y juega en política sólo para preservar ese poder. Fue él quien armó la lista de Cambiemos en 2015 y por eso ahora García es concejal, tras la licencia pedida por el ex Tupac José Luis Sánchez.

El titular del CAI asumió poco después del ascenso a la C. Hasta ahora sólo tuvo actos con el PJ. La semana pasada recibió una donación de la diputada Claudia Rucci (Frente Renovoador).

En el macrismo no quieren morder el anzuelo y desgastarse en peleas inconducentes. Y esperan recibir más apoyo oficial. Es Ituzaingó un distrito «ganable», por lo que no sólo se esperan varias bajadas de Vidal, sino también varias sorpresas de aquí a octubre.