Sabbatella salió a quemar las naves, en una campaña en espejo a la de Cristina Kirchner

El sabbatellismo está abocado a contener todo el voto kirchnerista y para eso recurrió a una campaña en espejo a Cristina: mucho encuentro con comerciantes descontentos, videos, redes sociales, sumado a un despliegue de tropa que hoy recorrió Morón, Haedo, Palomar y hasta La Gardel.

En las últimas elecciones Hernán Sabbatella obtuvo, como candidato K, cerca de 29 puntos, lo que le alcanzó para ser segundo, pero no para ganar. En 2011, separados, Nuevo Encuentro y FPV sacaron cerca del 60%. Pero juntos y con Martín Sabbatella funcionario y su hermano al frente de una lista (en vez de Lucas Ghi) no hubo ninguna distinción entre la gente. Cristina y Sabbatella cayeron a un nada despreciable tercio del electorado. Hoy algunos sondeos indican que Sabbatella está cerca de perforar el piso de los 20 puntos, cerca del Néstor Kirchner de 2009 (18%).

Claro que otros indican que Cristina todavía tiene un 28% en Morón. Podrá el voto K dividirse abajo justo cuando Sabbatella abrió a la lista por primera vez y metió a todas las organizaciones K?. Nuevo Encuentro apuesta a contener el voto nostálgico de 678, más que aquellos votantes que fueron fieles a la experiencia progresista en Morón de 1999 a 2009. Luego Martín Sabbatella se sumió al gobierno de Cristina. Hoy depende de ella exclusivamente. En el reparto no le fue mal: su esposa es candidata a diputada nacional de U. Ciudadana. D’ Elía fue confinado a jugar solo.

Como siempre, el sabbatellismo vive la campaña con una rutina incansable. Hoy, Hernán estuvo en La Gardel, Castelar, Morón y Haedo, donde candidatos, dirigentes y militantes montaron mesas y actividades. Ayer el propio Martín Sabbatella salió de recorrida, por primera vez en esta campaña.

«Esta mañana recorrimos el centro comercial de El Palomar, sobre la calle Marconi, y compartimos nuestras propuestas para ponerle un freno al ajuste del Gobierno. En estas elecciones, el mensaje es tu voto», posteó el jefe de bloque de concejales de Unidad C.

Por la tarde participó de festival para chicos en el barrio Presidente Sarmiento, como adelanto al día del niño. Hubo una kermesse, shows musicales, juegos inflables y el gran cierre con la banda de rock infantil Sin Cebolla.