Tagliaferro votó en la misma mesa que su hija de 17 años, que lo hizo por primera vez, en Castelar

Camila Tagliaferro, la hija mayor de María Eugenia Vidal y Ramiro Tagliaferro, votó por primera vez y lo hizo en la misma mesa que su papá el intendente, en la escuela William Morris de Castelar Sur. «Hoy me levanté temprano, tenía muchas ganas de venir», comentó la adolescente.

Después de votar, Vidal y sus hijos se fueron a almorzar a la casa de los padres de la gobernadora. «Mami, acá me pregunta un periodista qué vas cocinar», le preguntó por teléfono Vidal a Norma, su mamá. Mientras Vidal habla por el celular, Camila detalla que «la abuela es re charlatana, ahora le va a explicar todo lo que cocina y no la larga más».

«Carne a la cacerola con canelones», le anuncia Vidal a sus hijas sobre el almuerzo de la abuela Norma. «Llevo brownie con helado de postre entonces, pero lo tengo que ir a buscar a casa primero», puntualiza Vidal. Justo en ese momento, la policía hace pasar a los cuatro al interior del colegio, donde seguirán aguardando.

Dentro del colegio, más de 50 personas le piden selfies a Vidal. Ella accede con todos.