El equipo de Otta sigue haciendo historia: bajó a San Lorenzo de la Copa Argentina, por 1 a 0

Con un gol de Leandro Guzmán a cinco minutos del final, Deportivo Morón eliminó a San Lorenzo de Almagro de la Copa Argentina 2017, para meterse en octavos de final, donde deberá cruzarse con Unión de Sta Fe. El equipo de Otta venía de la pretemporada para el Nacional.

El Gallo se tomó revancha de la eliminación por penales de hace algunos años. Era otro equipo, claro. A pesar del dominio inicial del Cuervo, el campeón de la Primera B Metropolitana mostó su chapa. La misma que había sacado para eliminar, con una formación alternativa, a Patronato.

En los primeros minutos de partido,un Morón que había viajado de la pretemporada recién el viernes, eligió la cautela. Aunque defendía lo suficientemente lejos de Salvá, el nuevo refuerzo, como para forzar la posición adelantada del rival: así, en dos pelotas paradas, San Lorenzo convirtió pero los goles fueron anulados por sendos off-side.

Con el correr de los minutos, la propuesta de San Lorenzo perdió frescura. Ya no conseguía arrinconar a un Morón que, libre del asedio, encontraba en el Rengo Rodrigo Díaz el talento como para ilusionarse con tener incluso algo más que el empate.

Ya en el segundo tiempo, Morón se animó a ir todavía más adelante y forzó dos buenas intervenciones de Nico Navarro: la primera a los 5, para manotear por arriba del travesaño un tiro libre lejano de Giménez que se le metía por arriba; y un minuto después, cuando despejó un remate de Mayola, que había quedado de frente al arco.

Pasaron los minutos y San Lorenzo siguió sin establecer diferencias ante un rival recientemente ascendido a la segunda categoría del fútbol argentino. De hecho, Morón lograba con inteligencia poner en severos problemas a un equipo de Diego Aguirre que volvía a dar muestras de su mal momento futbolístico.

Y a cinco minutos del final, llegó el zarpazo definitivo del equipo de Walter Otta. El veloz Leandro Guzmán se aprovechó de una defensa mal parada y, luego de un enganche, sacó un remate que se desvió en Gonzalo Rodríguez y se coló contra el palo derecho del arco de Navarro. Era el 1-0 y la locura en la poblada popular de Morón.

Fue con todo San Lorenzo en el final a buscar aunque más no fuera la igualdad que le permitía definir por penales. Pero apenas consiguió inquietar al seguro Salvá. Con el pitazo final se consumó el batacazo. El Gallo bajó a un grande y alimentó su ilusión de llegar a las grandes ligas. Además se llevó $850 mil. San Lorenzo, en cambio, está hundido en un pozo cada vez más profundo.