Cámaras de comercio se oponen a la instalación de súper chinos por vía de excepción en Morón

Las cámaras de comercio se presentaron el viernes en el HCD de Morón para repudiar con fuerza la instalación de autoservicios chinos, durante el debate en audiencia pública de pedidos de habilitación que están fuera o violaron el Código de Ordenamiento Urbano.

Es una posición que no se advertía desde el 2000, cuando luchaban contra las grandes superficies.

La controversia aumentó cuando el bloque renovador denunció que le llegó documentación de un comercio de alimentación del corredor Rivadavia supuestamente habilitado como «venta por mostrador» para «burlar» la ordenanza que regula el rubro en el área central.

Entre el jueves y viernes el Concejo Deliberante realizó cuatro audiencias no vinculantes, donde se analizaron 58 expedientes referidos a habilitación y vías de excepción, tal cual establece la normativa vigente. Entre los asuntos había varios pedidos de autoservicios. Aunque la dirigencia empresaria lo disimuló, las objeciones se concentraron, en particular, sobre uno de origen chino.

Por las cámaras de comercio hablaron Fernando Savore (Unión Almaceneros), Rolando Cuenca (ACIM) y Gustavo Costamagna (UCEM).

«Venimos a defender la ordenanza. No entendemos como llegamos a estas instancias por trámites que ya fueron denegados. De aprobarse esta solicitud asentarían jurisprudencia. y todos deberían ser aprobados a pesar de que la norma es clara», alegaron.

Por su parte, el exconcejal del GEN Jorge Costa, referente de la Cámara de Comercio de Haedo y de UCEM, explicó que «el contexto es el derrumbe de la economía» y lo comparó con el 2001.

«En 2004 se aprobó la ordenanza 5630, que plantea que los comercios tangan un radio de protección que impide que otro comercio (del mismo rubro alimenticio) se instale en un área central, en un radio de 150 metros. En corredores comerciales también hay una distancia de protección», indicó esta mañana el dirigente.

«Había tres pedidos de excepción: uno por falta de planos, cuando estaba funcionando. Otro que compra una superficie para instalar una superficie comercial y después quieren burlar la ordenanza. La ordenanza provocó un cambio en el modo de habilitación, sobre todo en el rubro alimentación, despensas o autoservicios», argumentó.

Según Costa, el problema no son los chinos. Ese debate, en los ’90, marcó la agenda política local. «Mis hijos no van a comer con palitos», llegó a decir la entonces concejal duhaldista Marina Cassese, en defensa del comercio local, casi al borde de la xenofobia.

Los comerciantes se reunieron con los bloques, a la espera de que no se marquen precedentes sobre estas vías de excepción, que han sido bastante corrientes.

«La ordenanza se generó a partir de las grandes superficies que se instalaron en Morón y Haedo. Esto afectó a todos los sectores comerciales», indicó Costa. Claro que bajo el gobierno de Rousselot, en los ’90, llegaron el Plaza Oeste y Showcenter, pero fue con Sabbatella y Lucas ghi, que desembarcaron Carrefour y Coto. Provincia les había frenado un Auchán sobre Ruta 201, en El Palomar.

Este año se sumó un Chango Más a Morón Sur. Las cámaras mostraron otra cara desde entonces, por la baja del consumo minorista o política.

Así como Costa milita y presidió el GEN de Morón, Costamagna y varios dirigentes de UCEM militaron con el kirchnerismo en su momento.

De todas formas, la denuncia más fuerte la llevó hoy el bloque renovador a la Oficina Anticorrupción, por una supuesta habilitación irregular.

img-20170912-wa0002