Posponen juicio a bomberos que suspendieron la búsqueda de víctimas de la Tragedia de Once

Hasta que una junta médica determine si uno de los imputados puede afrontar el proceso, la jueza federal María Romilda Servini abrió un cuarto intermedio en el juicio contra los tres bomberos que están acusados de suspender la búsqueda de víctimas de la Tragedia de Once.

Los acusados, Carlos Medina, Omar Vacca y Raúl Abuin, se desempeñaban como director general de Explosivos e Investigaciones Periciales, jefe del departamento Zona III e integrante de la división cuartel IV Recoleta, respectivamente, cuando en febrero de 2012 se produjo la Tragedia.

Los tres comisarios acusados por la detención de la búsqueda de víctimas 10 horas después del choque ocurrido en febrero de 2012. Para la querella y el fiscal incumplieron con sus deberes de funcionarios públicos. Lucas Menguini fue encontrado muerto 60 horas después. Según la autopsía, había muerto en el choque. Por eso se espera una condena menor, pese a la magnitud de la tragedia.

El juicio fue suspendido cerca de las 15, una hora después de haberse iniciado, a raíz de un pedido de la defensa de uno de los acusados, Omar Vacca, quien presentó un peritaje médico en el que decía que por estrés, trastorno de personalidad y problemas de adicción con el alcohol su defendido estaba internado.

El estudio de parte contradice a otro ordenado por la justicia que indicaba que el imputado podía afrontar el juicio, pero la jueza Servini optó por hacer lugar a un pedido del fiscal federal Federico Delgado para convocar a una junta médica y aclarar la situación.

Además quedó postergada la audiencia del miércoles 14 de septiembre en la que iban a comenzar a declarar los primeros testigos de los ocho, (seis de las querella, y dos de los imputados) que estaban previstos.

A la audiencia, además de los familiares de las víctimas de Once habían acudido Carolina Píparo, quien fue baleada en una salidera bancaria en 2010, y Matías Bagnato, único sobreviviente de la conocida como “Masacre de Flores”, en la que Fructuoso Álvarez González asesinó a toda su familia incendiando la casa mientras dormían.

Fuente: Latitud 35