Marcha en Ituzaingó para denunciar que un policía atropelló borracho a un joven y está libre

Familiares de Facundo Pereyra, el joven atropellado por un policía que circulaba con su vehículo en estado de ebriedad, marcharán en la noche de este viernes 22 a la esquina de Pringles y Bagnat en Ituzaingó, donde sucedió el accidente. Denuncian que la Comisaría encubre.
Facundo Pereyra llevaba a un amigo en su motocicleta en la mañana del 25 de junio de este año cuando, de repente, fue atropellado por una camioneta EcoSport que circulaba a más de 70 km/h por las calles de Ituzaingó. El vehículo era conducido por el inspector de la Comisaría 35ª de la Policía de la Ciudad, Pablo Espíndola.
Al ser embestido de frente por este policía, Facundo falleció en el acto. Sin embargo, hasta el día de hoy, Espíndola continúa en libertad. Por eso, familiares y amigos del joven marcharán en Ituzaingó en reclamo de justicia este viernes.

Su padre Sergio Pereyra denunció irregularidades durante el momento de hacerle el test de alcoholemia, que dio resultado negativo. «El test se lo hicieron siete horas después del accidente. Además, en el momento en que llegué a la Comisaría con mi abogado, vi como los policías le daban jugo a este inspector para limpiarlo», denunció en declaraciones a TN.
En este sentido, Sergio también contó que, antes del choque, el policía tuvo una reunión con tres chicas y dos chicos que son alumnos suyos, ya que es profesor de rugby en el club GEI de Ituzaingó. «En ese encuentro, este hombre tomó una botella de whisky y fumó marihuana junto a los chicos. Luego de dejarlos en su domicilio a cada uno, chocó a mi hijo», explicó.
Por otra parte, el padre del joven asesinado acusó a la Comisaría 4ª de dicho distrito de querer «ensuciar» la causa. «Los vecinos me dijeron que los policías intentaron plantarle un arma a mi hijo. Querían que pensarán que eran delincuentes que escapaban en una moto», comentó.
En estos momentos, Pablo Espíndola continúa en libertad y su padre reclama justicia. «Él hace su vida normalmente. Por eso, mañana marcharemos en reclamo de justicia», cerró.
El caso tiene algunos antecedentes en la zona. Diego Aljanati tenía apenas 13 años cuando fue atropellado por una patrulla en Parque Leloir. La conductora imprudente recibió el beneficio de un juicio abreviado y quedó en libertad.
21430196_10214849799624991_1658900194895923656_n