Los intendentes de la Zona Oeste pidieron a la Fiscalía resolver el caso de las amenazas

Los intendentes de Hurlingham, Juan Zabaleta, de Ituzaingó, Alberto Descalzo, y de Merlo, Gustavo Menéndez, se reunieron con el fiscal General de Morón, Federico Nieva Woodgate, para articular el trabajo con la Justicia contra las reiteradas amenazas de bomba que se registraron en la región.

Durante el encuentro, los jefes comunales le transmitieron la preocupación de los vecinos por estos episodios y se pusieron a disposición para aportar todo lo que sea necesario para dar con los responsables.

El funcionario judicial adelantó que se unificarán las causas y se designará a un fiscal para investigar en forma conjunta estos hechos cuya competencia está a cargo del Departamento Judicial de Morón.

Del encuentro, sòlo faltó el intendente de Morón, quien hace semanas que viene ampliando la denuncia por las amenazas en Morón. Ayer, su secretario de Seguridad declaró que se estaba cerca de resolver el caso con detenciones. De hecho, hubo dos pero en Junín.

Se trataba de un concejal y una puntera que responden al ex intendente y actual candidato massista Mario Meoni, quienes eran titulares de dos lìneas que se utilizaron para llamar a escuelas en esa comuna.

En todos los municipios se habla de dos lìneas identificadas, pero hasta ayer no habìan trascendidos avances de aquel tipo en la zona.

“Nos estamos llevando la decisión de la unificación y también, a partir de un llamado del intendente Descalzo al gobierno bonaerense, la celeridad en función de la investigación desde el punto de vista de la tecnología y la comunicación”, dijo Zabaleta tras la reunión.

Y agregó: “Si alguien intenta desestabilizar este proceso democrático que tenemos los intendentes, de trabajo, de convivencia, de cuidar a nuestros chicos, no lo va a lograr. Vamos a seguir comprometidos en la lucha contra el narcotráfico junto a la Justicia, porque estos hechos refuerzan nuestro compromiso».