CAI: Amenaza, derrota y un barra detenido

El encuentro entre Ituzaingó y Central Córboba, por la fecha 6 de la Primera C, tuvo de todo: se evacuó el estadio por una amenaza de bomba y se detuvo a un capo de la barra por vender entradas. Luego fue derrota del CAI, por 2 a 0.

El comienzo del partido estaba pautado para las 15.30, pero un llamado obligó a evacuar el estadio poco menos de una hora antes.

Finalmente, luego de que se cotejara de que se trató de una falsa amenaza. El partido se reprogramó para las 16.15.

Fue triunfo para los rosarinos, el primero del certamen, y segunda caìda al hilo para el local.
El primer gol para Central Córdoba llegó rondando los 13 minutos de juego tras un tiro libre perfectamente ejecutado por Juan Pablo Pereyra.

Cuando el partido llegaba a su fin, Juan Fernández (que había ingresado hacía minutos nomás), amplía la ventaja para que festeje el mundo charrúa.

Por otra parte, la policía detuvo este lunes al barra Christian Di Darío, quien tenía en su poder 20 entradas (tres talonarios) y 7.822 pesos recaudados por la venta del resto de las populares para el partido ante Central Córdoba.

Raro, para un partido de estas características, a no ser que se trate de una forma de financiamiento, previo acuerdo de la barra con la dirigencia.

El caso se descubre justo cuando Cacho García renunció a la presidencia del club para dedicarse a la polìtica. Es concejal de Cambiemos. Ingresò en la lista de 2011, pero juega para el peronismo, que ya lo intenta instalar como candidato a intendente en 2015, por si falla el plan A (Pablo Descalzo) o para tapar a la oposición, que hoy arriba a las elecciones como primera fuerza.

Di Darío es jefe de la facción sur de la barra del equipo que milita en la Primera C, según informó la Aprevide que dirige Juan Manuel Lugones.

ryqr5mgnz_660x385__1