En una fábrica tomada, Massa pidió «ponerle límites a los empresarios» inescrupulosos

Los diputados Sergio Massa y Margarita Stolbizer visitaron esta tarde la fábrica textil Nueva Gente, que está tomada desde el mes pasado. En Morón, el candidato a senador de 1País pidió a la Justicia actuar «con la misma celeridad que en un desalojo» contra el empresario que vació la empresa.

Massa llegó al distrito pasado el mediodía y se dirigió al Salón de actos Le Parc junto con Felipe Solá y los concejales y candidatos locales de 1País, desde donde bajó línea a su dirigencia, sin la presencia de medios informativos. La boleta la encabeza el renovador Martín Marinucci y lo sigue la titular del GEN de Morón, Sandra Yametti, quienes buscarán al menos igualar la elección de agosto (14%) para ingresar al HCD sin problemas.

Luego se dirigieron a la fábrica ubicada en Pellegrini al 1600, que cerró el mes pasado para sorpresa de sus empleados. Según se supo, no tenía grandes dificultades financieras, aunque sí deudas y baja de ventas, como buena parte del sector. A los pocos días, y sin respuestas positivas de sus empleadores, los trabajadores pidieron al Estado hacerse cargo de su situación. El Municipio les ofreció ayuda, pero se negó a subsidiar los salarios.

«La industria textil es víctima de la apertura indiscriminada e importaciones. Hay que volver a ponerlos en marcha. Era conmovedor escuchar a los muchachos. No quieren un plan, ni un subsidio, quieren trabajar. Tenemos que devolverlos al mercado de trabajo. Acá no hubo voluntad de un grupo de empresarios, de no pagar indemnizaciones ni respetar derechos laborales. Si no fuera por el sindicato nos tendrían cobertura social tampoco», destacó Massa en la puerta de la fábrica, junto a delegados de SETIA.

Tanto dirigentes como funcionarios destacan que los dueños obraron mal. Incluso se cree que el verdadero capitalista no era el titular de la empresa sino otro. «Acá el fiscal debió haber imputado al empresario. Se ha evadido y esperamos que se actúe con la misma celeridad que en otros casos, como cuando se desaloja a los trabajadores que reclaman mal. A los que se reclaman bien no se les hace Justicia», indicó hoy el diputado.

«Nosotros declaramos la emergencia textil hace algunos meses en el municipio. Estamos esperando saber qué industrias han cerrado y qué cantidad de trabajadores tenemos. Pero la empresa no tienen perspectiva de resolver esta situación judicial, a raíz de este fraude de los empresarios», agregó Marinucci.

Los dirigentes destacaron la necesidad de conservar el empleo. «Argentina tiene muchos puestos de trabajo en riesgo y se habla de una reforma laboral para bajar los costos patronales. Tampoco sirve el corralito a las importaciones como tenía el kirchnerismo, que se perjudicó a muchas empresas que no tenían stock, pero en este sector se afecta con la apertura. Hay que ver cada caso», puntualizó Stolbizer.

Escuelas y mafias

Massa también salió a explicar la detención de un concejal y una puntera de su espacio en Junín, en el marco de las pesquizas por amenazas a escuelas. «Era un celular comprado por el papá, con el que el chico jugó esa broma con todo el curso. Necesitamos un sistema educativo que incluya y los prepare para el Siglo XXI. Con los pibes no se jode. En Junín eran dos cursos que querían evitar fechas de exámenes», dijo.

Y agregó: «No todo es mafia. Hay que tener cuidado con eso. Los verdaderos mafiosos de la Argentina son los que ganan mucho y no pagan impuestos. Hay que ponerles límites».

02102017-2897