Pozzuto: «Salvo en la recolección, el municipio hace agua por todos lados»

En Ituzaingó no había una oposición fuerte. Es un municipio que hace agua por todos lados y tiene un serio déficit en infraestructura, sobre todo en Salud. Por eso la prioridad es terminar el hospital ahora y las cloacas en 2019″, resume el candidato de Cambiemos, Gabriel Pozzuto, a U/M.

El delegado del PAMI, que encabeza la lista de concejales, fue blanco todo el año de las operaciones de un peronismo local que lo quiere hacer sentir de visitante, por su proximidad con el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, y su pasado castelarense. Sin embargo, le alcanzó con poco frente al monumental proselitismo K local, para ganarle la elección primaria al descalcismo y apuntar al recambio en 2019, con serias chances.

«Se armó un buen equipo. Hay varios jóvenes, otros con experiencia, con aspiraciones. Pero lo importante va a ser mantener la unidad para ganar», dice en su departamento de Ituzaingó Sur, donde recibió a este cronista, para hablar de los proyectos que el Gobierno tiene para esta comuna.

– Cambiemos ganó casi sin hacer campaña en Ituzaingó. ¿Hubo un efecto contagio?

– Muchas veces es acotada la campaña cuando no estás en gestión, pero estuvo Gladys González, Toti Flores y falta que vengan Guillermo Montenegro y Graciela Ocaña, que fue la candidata más votada en la Provincia. Vidal vino en la semana previa a las PASO y cerró acá. Pero también hay un efecto contagio. Mi referente es Tagliaferro y lo que se está haciendo en Morón se podría replicar en Ituzaingó. Por otro lado, Vidal nos da soporte a través de Alex Campbell. También estuvimos reunidos los «sin tierras» (como llaman a los candidatos de Cambiemos que no manejan el municipio) con Mauricio. Y bajó el titular del PAMI para ver la obra del Hospital del Bicentenario, que es para nosotros la obra fundamental.

– Ayer el ministro de Salud de la Provincia aclaró que no es lo mismo terminar la obra que hacerse cargo del funcionamiento…

– Es lo mismo que venimos diciendo. Para terminar el hospital hacen falta entre 180 y 200 millones de pesos. Eso lo va a poner el PAMI, pero después quieren ver cómo va a funcionar. El PAMI solo no puede soportar semejante hospital. El proyecto está en contra de la tendencia mundial. Los hospitales son cada vez más chicos y mejor distribuidos. Este, en cambio, es un monstruo. Hay áreas que están casi terminadas pero en otras falta mucho. Hay dos quirófanos de alta complejidad que no tienen ni los revoques ni las instalaciones eléctricas. Adentro es una catedral. No está a un 5% de finalizar, sino a un 20 ó 25%. Lo que hablamos con Cassinotti es que la tendencia es un hospital de 50 camas, no 160.

– ¿El municipio va a tener alguna injerencia, más allá del convenio que firmó con el ex interventor del PAMI?

– Son temas que no están definidos. Creo que vamos hacia una co-gestión entre el PAMI y la Provincia. Para mantener ese hospital se necesitan entre 60 y 70 millones de pesos mensuales. La única manera de financiarlo es con el aumento del Fondo del Conurbano que plantea Vidal, para que la Provincia tenga más Coparticipación y pueda dirigir esos recursos hacia los hospitales. Ya hay otras obras que se hicieron y funcionan a media máquina recién. Hoy la Provincia está embarcada en la renovación de las 75 guardias de los hospitales provinciales, en un plan de tres años (hasta 2018). Pero arriba saben que no pueden dejar caer este proyecto. El Hospital es prioridad uno; y de alguna manera se va a poner en funcionamiento.

Según aclaró, el convenio entre PAMI y Municipio sigue vigente, «aunque la prestación siempre fue deficitaria» por parte de al comuna. «De las prestaciones en Soler funcionan bien cuatro o cinco. Hay muchos rechazos conformados y tenemos que hacer atender a los afiliados en otros lugares».

«Hay un déficit muy grande de salud en el Municipio. Seguimos dependiendo del hospitalito… Hay déficit en todos los puntos, en toda la infraestructura. Con lo único que se conforma es con la recolección. Después de eso el municipio hace agua. No es casual el resultado electoral. Basta con mirar la gestión de Morón. En Blas Parera de un lado hay luces Led. Y del otro oscuridad. La gente se da cuenta», apuntó hoy el abogado.

– Hoy se ven obras ¿pero el municipio rinde el fondo de Infraestructura?

-Estuvimos junto al ministro (de Infraestructura provincial, Roberto) Gigante, donde nos brindó el estado del Fondo. Ituzaingó está en rojo. Hubo fondo en 2016 y se rindió algo. Pero este año en Ituzaingó no se rindió nada de nada. Eso complica. Los desembolsos se hacen a medida que se rinde el avance de obra. Si no se rinde no hay desembolso y la obra (si es que se invirtió en ella) se paraliza. Después le echan la culpa a la Provincia.

– El oficialismo (por dentro y por fuera del PJ) te acusa de no ser de Ituzaingó….

– Estoy trabajando en el distrito desde 2013 y desde 2106 estoy a cargo del PAMI de Ituzaingó. Soy un tipo limpio y se agarran de eso porque no tienen otra cosa. Y eso es porque en Ituzaingó no había una verdadera oposición. Siempre los bloques de alguna manera u otra terminaron beneficiando al oficialismo. Hay excepciones, pero la política terminó siendo funcional a Descalzo. Lo digo con autocrítica. A Cambiemos le costó organizarse. En 2015 el referente era otro y así nos fue. La idea fue en 2017 es armar una oposición seria, con el objetivo de ser la opción a Descalzo.

– ¿Vas por el 2019 también o se verá?

– Cada uno tiene sus ganas de jugar en 2019, pero también había varios para encabezar la lista y nos pusimos de acuerdo. Para 2019 habrá que saber jugar en unidad. Es la ley primera para ganar. Se armó un buen equipo y quedó demostrado en las PASO, aunque por poco. Tenemos mucha gente nueva, joven, con experiencia política como Rossana Galassi (UCR) o Ezequiel Carrizo (PRO). Seguro que nos vamos a poner de acuerdo.

 

Pozzuto y el titular del PAMI, Cassinotti, en el Hospital

Pozzuto y el titular del PAMI, Cassinotti, en el Hospital