Detuvieron a otro menor, esta vez en Parque Leloir, luego de otro día de amenazas a escuelas

Otro joven de 19 años fue detenido anoche en Parque Leloir, durante un operativo de la DDI de Morón y en el marco de la causa unificada que siguen en la UFI 2 por las amenazas a escuelas, que ayer siguió afectando a escuelas de la zona.

El detenido resultó apresado tras un procedimiento registrado en la calle Los Baqueanos al 100 de Villa Udaondo. Durante los allanamientos, además, se secuestraron el teléfono celular, una notebook y un pendrive.

 

La investigación posterior permitió individualizar el celular usado por imputado, que fue puesto a disposición de la justicia y permanecerá detenido hasta tanto se expida el juez de garantías interviniente el Dr Jorge Rodríguez. Los cargos por intimidación pública van de dos a seis años de cárcel.

De acuerdo a los investigadores, está acusado de realizar una amenaza el pasado 28 de septiembre en el colegio Sofía Barat, sito en la calle Sarmiento al 2900 de Castelar.

Sobre el tema, Ramiro Tagliaferro, Intendente de Morón, afirmó: » Vamos a continuar con la investigación y vamos a detener a todos los que realizaron estas falsas llamadas a nuestras escuelas «.

Ayer mismo, por la tarde, habían detenido a un chico de 14 años en Hurlingham, por llamar al colegio San Fernando, de ese distrito.

El sábado había quedado detenido otro adolescente de 17 años de Castelar y el jueves otro de 19 en Merlo.

En todos los casos por amenazas a colegios. Ayer, volvió a ser evacuado el colegio El Pilar, de Ituzaingó, mientras que el San Judas Tadeo corrió la misma suerte toda la semana. Parece que las amenazas se concentran en los parroquiales de esta zona oeste y por lo pronto se trata de chicos que siguen el efecto contagio.

En la causa actúan los fiscales Leonardo Lisa y Daniela Barrozo. Pero anoche, por tratarse de una escuela de su distrito, también siguió el operativo Bernardo Magistocchi, secretario de Seguridad Ciudadana de Morón.

Anoche, en diálogo con el programa Primer Plano, describió la casa allanada en Leloir como la de “una familia trabajadora, donde además hay estudiantes universitarios”.

“Al principio hubo muchas dudas de los dueños de casa, pero cuando le leyeron la orden de allanamiento, secuestro y detención, el joven aceptó lo que había realizado, pidió disculpas y un momento de extrema tensión cuando tuvieron que llevárselo aprehendido”, describió el funcionario a Adrián Noriega.

En el allanamiento se secuestraron teléfonos celulares, tablets, computadoras, y se le leyó al imputado el delito que se le adjudica, que es el de intimidación pública, con una pena de 2 a 6 años de prisión. “Es uno de los tantos allanamientos que se van a estar realizando ésta semana y la que viene”, anticipó Magistocchi.

Anoche también las fuerzas de seguridad y del Municipio trabajaron hasta tarde en el edificio en donde funcionan la Escuela Técnica 8 y la Secundaria 23, sobre la calle Andrés Ferreyra en el límite de Haedo con Morón, pegada a la vía muerta que corta la Gaona vieja.

Desde el martes de la semana pasada los estudiantes padecen evacuaciones continuas por reiteradas amenazas de bomba y no se pueden dictar clases normalmente. Según describió el secretario de Seguridad Ciudadana, cada procedimiento de evacuación tiene un costo de más de 25 mil pesos para el Estado.

El Pilar de Ituzaingó, evacuado

El Pilar de Ituzaingó, evacuado