Denuncian la contratación de barras de Racing, Gimnasia y Morón para el acto de Cristina

El titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte, Juan Manuel Lugones, anticipó hoy que pedirán que la Justicia investigue la presencia de integrantes de la barrabrava de Racing, Gimnasia La Plata y Morón, en el operativo de seguridad del acto de Cristina Kirchner en Avellaneda.

«La barra está fuera de la cancha, es un negocio que hemos cortado en estos dos años. Pero ayer organizaron la seguridad», señaló el funcionario en diálogo con Radio Continental.

Asimismo, contó que «infieles» a este grupo de violentos «hablan de 5 mil pesos por cabeza» que cobraron para cumplir las tareas de seguridad.

En ese marco, detalló que hubo representantes de las tres facciones en las que está dividida la barrabrava del club de Avellaneda y advirtió que esa «es una barra que siempre ha sido kirchnerista».

«La barra está fuera de la cancha, es un negocio que hemos cortado en estos dos años. Pero ayer organizaron la seguridad. Por eso quisiéramos que la Justicia nos ayude a saber a ciencia cierta si ha sido una extorsión de la barra a la dirigencia de Racing y hacia los organizadores de Unidad Ciudadana, o si bien es al revés, una convocatoria de Unidad Ciudadana porque se sienten cómodos con tener este tipo de seguridad», resaltó.

En declaraciones a la prensa, el funcionario contó que tienen confirmado que del operativo participaron integrantes de las tres facciones en las que se encuentra dividida la barra de Racing, y que estuvieron «los más conocidos».

Pese a que dijo que no cuestionan «la pertenencia política», recordó que la de Racing «es una barra que siempre ha sido kirchnerista, han sido los privilegiados durante doce años», y contó que «una de las primeras cosas» que hicieron cuando llegaron al organismo «fue pedirle al club que retire la gigantografía de Néstor Kirchner que había en el estadio».

«También estaba la barra de Gimnasia en el estadio, los de Deportivo Morón. Pero desde ya que no tenemos nada que decir con la pertenencia política», añadió.

Lugones dijo también que con el correr de las horas confirmaron «la cercanía que la barra de Racing tiene con la municipalidad de Avellaneda», y advirtió que eso «molestó mucho porque es un esfuerzo muy grande el pelear contra las barras y cortar las fuentes de financiación».