Procesaron a ex funcionarios de la gestión K en el Posadas, por «administración fraudulenta»

El juez federal Néstor Barral procesó al último director del Hospital Posadas bajo administración kirchnerista, el sabbatellista Martín Latorraca, como a varios de los funcionarios de su gestión, por administración fraudulenta, compras irregulares y la incorporación de personal sin cumplir requisitos.

La decisión fue firmada por el titular del Juzgado Federal N 3 de Morón. El juez procesó a los ex funcionarios del hospital Domingo Martín Latorraca, Andrés René Rodríguez, Lorenzo Manuel Donohoe y Cecilia Natalia Gatta Castel por considerarlos coautores penalmente responsables del delito de administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de la administración pública, según trascendió.

Del mismo modo, fueron procesados Ricardo Ariel Rotsztein, Pablo Saavedra, Eddie Alan Pérez y Emilio Ramiro Fernández los consideró partícipes necesarios porque como monotributistas facturaron honorarios profesionales por asesoramiento en la dirección de administración financiera.

La gestión de Latorraca no sólo respondía al gobierno de Cristina Kirchner, sino también a Martín Sabbatella, jefe político del ex intereventor, que llegó al Posadas después de un paso por el Hospital de Morón, para inicar en su breve gestión dos llamados a planta permanente para viejos empleados temporarios y nuevos aspirante. Finalmente, hubo una huída de funcionarios y militantes que se desempeñaba en la Municipalidad hasta noviembre de 2015, después de la derrota electoral a nivel nacional, provincial y municipal. En esa lista de 1200 trabajadores había de todo.

A la gran mayoría le llegó telegramas de despidos, que generaron protestas en el nosocomio bajo la gestión Cambiemos. La mitad finalmente se quedó.

La causa se abrió el 17 de febrero de 2016 por la denuncia concretada por Alberto Jorge Díaz Legaspe, entonces Director Nacional Ejecutivo a cargo de la Administración del Hospital Posadas, porque 5 días antes se había dañado un resonador magnético cuando introdujeron una silla metálica en el equipo.

A partir de ahí se abrió un sumario y se supo que en el ámbito de la Dirección General de Administración Financiera «existían compras irregulares, ya que se habían suprimido procesos licitatorios para ser suplantados por el modelo de fondos rotatorios -sólo válido para casos de emergencias», señala la resolución.

También se denunció «la contratación de varios servicios pagados por esa misma modalidad, a los fines de realizar un acto llevado a cabo el 25 de noviembre de 2015 en el Hospital Posadas, cuando dicha erogación no se encuentra vinculada con el objeto del nosocomio».

Asimismo, se denunció la «incorporación irregular de 1.500 personas durante dicho período para realizar actividades no asistenciales, sin cumplir con los requisitos fijados».

La gestión Latorraca tiene otras causas abiertas, por el uso de fondos para un acto de Cristina Kirchner y el desaparición de una máquina de drogas.

renuncia_latorraca0
Fuente: Télam