Nuevo Encuentro salió a defender su gestión en el Posadas, tras el procesamiento a funcionarios

El partido Nuevo Encuentro, que conduce el ex intendente Martín Sabbatella, salió a defender su gestión al frente del Hospital Posadas y calificó el procesamiento de varios de sus funcionarios como «una nueva escalada de persecución política, el macrismo, con la complicidad del partido Judicial».

«En este caso con la Justicia Federal de Morón inventa una causa escandalosa sobre el Hospital Posadas para atacar y perseguir a personas honradas que tuvieron responsabilidades públicas en el Gobierno anterior y avanzar sobre la salud pública y sus trabajadores. La denuncia fue inventada por el oscuro personaje Alberto Díaz Legaspe, alias “Cartucho”, que ya había sido interventor del nosocomio bajo la presidencia de Eduardo Duhalde y que volvió de la mano del ministro de Salud Jorge Lemus», comunicó.

Las acusaciones no son nuevas, sino que se investigó a partir de una denuncia del año pasado no sólo la rotura de un resonador magnético, sino las contrataciones de insumos y de personal. Muchos ex funcionarios y militantes del municipio habìan huido al Hospital tras la derrota electoral de 2015.

«El engaño y la manipulación es brutal y las mentiras del Posadas les sirven para abonar al desprestigio de los que piensan distinto, como una necesidad imperiosa del Gobierno de Macri por aniquilar la diversidad de pensamiento», apuntó el sabbatellismo.

Y amplió: «Tan insólita fue la denuncia que, siendo Díaz Legaspe un reconocido lobbista de Giclime S.A (intermediaria de contrataciones hospitalarias) durante gestiones anteriores se autocontrataba en el Hospital Posadas, siendo eso un espúreo negocio desbaratado por la intervención. Los aberrantes negocios de Díaz Legaspe fueron siempre encubiertos y avalados por su esposa Karina Gisella Khoen Salama, funcionaria de la Auditoría General de la Nación (AGN), quien, en este mismo proceso, fue absuelta por el Dr. Néstor Barral, titular del Juzgado Federal Nº 3 de Morón, tras haberse enterado del parentesco entre Díaz Legaspe y Kohen Salama».

Obviamente la sentencia de primera instancia será apelada en las próximas horas. Respecto a la compra de insumos, el partido se defendió: «Llegamos al hospital por una intervención ya que se encontraba en estado de emergencia con deficiencias contables y financieras bajo la responsabilidad de Pablo Mazza a cargo de la Dirección de Administración y Finanzas. Increíblemente, unos meses después de la intervención fue designado nuevamente en ese cargo por el macrismo y actualmente es funcionario del área de Salud del intendente de Cambiemos Ramiro Tagliaferro».

«Nos acusan de alterar el sistema de compras de insumos del hospital y de utilizar la modalidad de compras urgente por fondo rotatorio. Por eso es necesario explicar que la utilización del fondo rotatorio está prevista justamente para casos de emergencia y al momento de la intervención era el único modo posible de asegurar el funcionamiento de los distintos servicios. Todas las operaciones que se hicieron fueron a iguales o menores valores que los que se hacían hasta esa fecha», se indicó.

«Normalizada la situación se realizaron las licitaciones correspondientes, publicándolas y logrando por primera vez que más de 20 oferentes se presenten, obteniendo una mejora significativa en el costo de la adquisición de insumos. Es llamativo que actualmente también se continúan haciendo todas las compras por el mismo procedimiento, tal como lo reconoció Mazza en su última declaración testimonial sobre el hospital y nadie denuncia al macrismo por esto». reza el comunicado, que concluye con una serie de obras realizadas.