El municipio de Morón demandará a los padres de los menores que amenazaron a escuelas

La Policía allanó dos casas en Haedo, por causas vinculadas con amenazas de bomba a colegios de la zona. En estas acciones, resultó detenido un menor de 17 años, acusado de los delitos de intimidación pública y alteración del orden público. El municipio demandará a los padres, advirtió.

A pesar de las detenciones y de que bajó drásticamente esta semana la ola de amenazas en la Provincia, en Morón siguieron los problemas. El martes hubo 13 llamados. Incluso se recibieron al menos cuatro amenazas el domingo, aunque con un protocolo de control se evitó evacuar y cortar los comicios en las escuelas apuntadas.

En los operativos de ayer se hallaron teléfonos celulares desde los que fueron realizadas llamadas intimidatorias. En el caso del joven que la Justicia dispuso que sea detenido, se habría comunicado con dos instituciones educativas, mientras que el menor vinculado al otro allanamiento era propietario de una línea desde la que se hicieron amenazas a cuatro escuelas.

Además de las causa penales que lleva adelante la UFI N°2, el gobierno municipal va a encarar demandas civiles contra los padres de los menores implicados en estos delitos. El objetivo es que el Estado local sea resarcido económicamente por los gastos que implicaron los operativos ante cada amenaza.

El secretario de Seguridad Ciudadana, Bernardo Magistocchi, señaló: “Desde el primer momento el Intendente decidió que impulsáramos las investigaciones y las denuncias judiciales. Confiamos en que la Justicia siga haciendo su trabajo para que todos entiendan que esto no es una broma, ya que ponen en riesgo la vida de terceros y altera el orden público”.