Vidal se aseguró $40 mil millones más, como parte del acuerdo entre Nación y provincias

La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires firmó hoy el pacto fiscal entre la Nación y los restantes distritos del país (la excepción fue San Luis), con lo cual se aseguró unos 40.000 millones de pesos para el año próximo y otros 65.000 millones para 2019.

María Eugenia Vidal fue la primera en firmar el acuerdo y comentó que se trataba de un “día histórico” para la Provincia, que logrará así recuperar gradualmente las partidas presupuestarias que perdió en el denominado Fondo del Conurbano.

Tras la firma del pacto, Vidal se reunió a solas con el presidente Mauricio Macri. En el encuentro general también fue de la partida el ministro de Economía
bonaerense, Hernán Lacunza.

Como parte del acuerdo, la Provincia se comprometió a declinar la demanda ante la Corte Suprema de Justicia, pero sólo lo hará una vez que el pacto sea aprobado en el Congreso nacional y que sea refrendado también por la Legislatura bonaerense.

El proyecto ingresará al Senado la semana próxima, para que sea aprobado antes del 10 de diciembre, y luego pasará a la Cámara de Diputados. Por ende, antes de fin de año podría ser tratado por la Legislatura provincial, indicaron fuentes oficiales.

Macri, por su pare, consideró «valioso», «importante» y «un gran paso adelante» al acuerdo fiscal alcanzado con los gobernadores en el marco de un encuentro que se desarrolló en la Casa Rosada, y subrayó que lo firmado «es para cumplirlo».

Además, al dirigirse a los mandatarios provinciales en la reunión que se desarrolló en el Salón Eva Perón, Macri destacó «el esfuerzo» hecho por todos en pos de un consenso, a partir de la convicción de que «los argentinos están demandando que sus dirigentes se sienten, dialoguen y acuerden».

«Pasaron unas cuantas semanas vertiginosas, pero todos estamos convencidos de estar dando un gran paso adelante», dijo Macri al hablar este mediodía durante el acto de firma del convenio con los mandatarios provinciales, que se realizó en el salón Eva Perón de la Casa Rosada.

En tanto, al referirse al pacto fiscal, Macri remarcó que se trata de un consenso hacia «la reducción sistemática del déficit fiscal de la Nación» y sostuvo que el punto de partida es «el 3,2 (por ciento) del año que viene».

«Lo mismo la situación de una parte importante de las provincias que se refleja en la responsabilidad fiscal», aseveró el mandatario al dirigirse a los mandatarios provinciales reunidos en el Salón Eva Perón.

Allí, además, expresó su convicción de que, «cada vez que reduzcamos gastos corrientes, vamos a tener más capacidad de invertir», y destacó la importancia de «hacer todo eso, simultáneamente, bajando impuestos».

En este punto, indicó que «todos hemos aceptado que los impuestos que se han creado, en muchos casos en forma defensiva por mal funcionamiento de la política, han distorsionado la capacidad de recibir inversiones, de desarrollar al sector privado y de crecer».

Por otro lado, Macri destacó que, como parte del acuerdo alcanzado con los gobernadores, se haya consensuado, en materia previsional, «estudiar, como primera tarea, las jubilaciones de privilegio», en pos de lograr «un sistema más equitativo y que no haya siempre algunos que sacan ventaja sobre el resto de los argentinos».

«Todos queremos vivir en una Argentina donde todos trabajemos lo mismo y el día que nos toque retirarnos lo hagamos en las mismas condiciones que la mayoría de los trabajadores de este país», sostuvo.

En este punto, hizo hincapié en «la responsabilidad enorme» que implica la discusión de la cuestión previsional, y advirtió que «el tiempo cuenta porque hay mucha gente que no puede esperar, que está en situación de pobreza, de exclusión y de subempleo y tenemos que lograr que la Argentina crezca 20 años en forma consecutiva, cosa que no logramos hace casi un siglo».

«Si nosotros no generamos previsibilidad, credibilidad y estabilidad, no hay nadie que lo vaya a hacer. Depende exclusivamente de nosotros y creo que la forma es profundizar esta forma de trabajo, en todas las mesas que estamos desarrollando, en las distintas áreas, con los distintos temas, diciéndonos la verdad y sobreponiéndonos a las incomodidades que todas estas cosas generan», subrayó el mandatario.

«Valoro mucho el esfuerzo que han hecho y los hacemos todos convencidos que los argentinos están demandando que sus dirigentes se sienten, dialoguen y acuerden», indicó.

Párrafos salientes del acuerdo:

* Sobre los impuestos distorsivos: «las provincias se comprometieron a bajarlos (Ingresos Brutos y Sellos) por 1,5% del PBI en los próximos 5 años»;

* «Aprobar y adherir al proyecto de una nueva ley de responsabilidad fiscal»;

* Las provincias «mantendrán su gasto constante en términos reales durante los próximos años». Sobre el Fondo del Conurbano, se indicó que contempla «40 millones en 2018 y 65 millones en 2019 para la provincia de Buenos Aires»;

* «Derogación del artículo 104 de la ley de Ganancias»:

* «Todas las provincias (menos San Luis)» desistirán «de los juicios contra el Gobierno Nacional (340.000 millones las provincias y 400.000 millones de la provincia de Buenos Aires por Fondo del Conurbano)»;

– «Coparticipar el impuesto por el revalúo impositivo», y «lo recaudado por el impuesto al cheque va en su totalidad al Anses»;

* «Tratar un proyecto de ley en el Congreso para que los haberes jubilatorios se actualicen trimestralmente y por inflación», «garantizar que las jubilaciones sean de al menos el 82% del salario mínimo vital y móvil», y «eliminar las jubilaciones de privilegio»:

* El Gobierno Nacional se comprometió a financiar los déficit de las cajas previsionales no transferidas.

* Las provincias se comprometieron también a «aplicar una ley de responsabilidad fiscal en los municipios a cada una de las jurisdicciones» y asimismo acordaron que «las valuaciones fiscales de los inmuebles converjan en el tiempo a las valuaciones de mercado».