Sabbatella compartió una «presencia solidaria» a Julio De Vido en la cárcel de Marcos Paz

En el día de la Militancia, una comitiva de Unidad Ciudadana visitó el penal de Marcos Paz para llevar su «presencia solidaria» a Julio De Vido, detenido desde el 25 de octubre. Se sumaron varios diputados del FPV, entre ellos Adrián Grana, y el propio Martín Sabbatella, jefe del Nuevo Encuentro.

Luego de los cruces con la esposa del ex funcionario K y de la recriminación de Aníbal Fernández a la jefe del espacio, Cristina Kirchner, por no sostenerle la mano ni a De Vido, ni a Amado Boudou, los seguidores de la ex Presidenta salieron nuevamente en defensa de sus compañeros en desgracia.

«Es un acto de solidaridad por la prisión ilegal que está sufriendo», contó el jefe de la bancada kirchnerista, Héctor Recalde. Esta semana había intentado ingresar al penal el propio Aníbal. Ninguno hasta ahora pudo ingresar, por la falta de una autorización, aunque se estima que «el jueves que viene sí posiblemente podamos encontrarnos con el compañero Julio De Vido», indicó Recalde.

Fueron los propios protagonistas de la foto quienes la difundieron hoy: Sabbatella, Recalde, Andrés “Cuervo” Larroque, Teresa García, Grana, Juliana Di Tullio, Edgardo Depetri y Luana Volnovich aparecen en escena.

Son pocos los espacios que no tienen que rendir cuentas ante la Justicia. Y Nuevo Encuentro no es la excepción. Hace dos días, Grana insistió en que el Gobierno le ordena a la Justicia detener «opositores».

«Parece el circo romano. Lo que ha pasado en términos jurídicos con Boudou es escalofriante, por cómo se vulnera el derecho de inocencia. Para los ex funcionarios kirchneristas hay principio de culpa», indicó en Hola Chiche, donde ya salió varias veces.

«En el caso de De Vido – apuntó- ni siquiera había sido llamado a indagatoria. Hay una clara persecución a los dirigentes opositores».

Para el ex concejal moronense nunca se olvidaron de De Vido. «Hago una defensa absoluta», dijo pese a no haber bajado al recinto a votar en contra de su desafuero. «La mayoría de los compañeros no queríamos convalidar el circo que se estaba armando. Por ahí hubiese sido mejor bajar», admitió.

1117militancialarroqueg