El nuevo obispo de Morón, elegido por el Papa, inauguró una parroquia en el Barrio Gardel

En el marco de la I Jornada Mundial de los Pobres, celebrada el pasado 15 de noviembre, el obispo de Morón, Jorge Vázquez, ofreció ayer una homilía en la nueva parroquia del barrio Carlos Gardel, en El Palomar. También hubo una jornada de ayuda en la Sagrada Familia de Haedo, el sábado.

Por estas jornadas, las comunidades parroquiales del Decanato Morón Centro invitaron a personas «necesitadas» a compartir una cena el miércoles en la Catedral de Morón. Allí fueron atendidos por voluntarios de las distintas parroquias, sacerdotes, el Obispo, y representantes de la comunidad.

La celebración culminó con la creación de una nueva parroquia frente al Hospital Posadas, bautizada como «Virgen de la Asunción y Nuestra Señora de los Dolores».

Para reforzar la dedicación preferencial que tendrá esta nueva parroquia, la celebración de la creación de la parroquia fue precedida por una procesión que unió la capilla hospitalaria de Nuestra Señora de la Asunción con el templo de la Virgen de la Asunción en el Barrio Carlos Gardel.

En su homilía, el Obispo recordó que tuvo la oportunidad de compartir la idea de la creación de esta nueva parroquia con el Papa Francisco, quien envió una foto firmada con un mensaje: “A la comunidad de la capilla Virgen de la Asunción de Carlos Gardel y al Hospital Posadas con mi bendición y pidiéndoles que recen por mí, Francisco”.

“Hoy Francisco nos invita a todos a celebrar la I Jornada Mundial de los Pobres. Qué mejor oración que esta para erigir esta parroquia, que como decíamos en el relato del comienzo, es la periferia más importante de nuestra diócesis”, comentó el Obispo.

El padre Vázquez recordó su visita del día anterior a la Clínica Marañón, en el marco de esta Jornada Mundial de los Pobres. En ese centro se atienden cerca de 500 pacientes psiquiátricos.

“El encuentro con ellos para mí fue una gracia, era verdaderamente abrazar a Cristo. Primero porque querían abrazarte. Pero ese abrazo… Como dice el Papa, abrazar la carne de Cristo. A Cristo que sufre, a cristo despreciado que ves en un adicto, a Cristo que está en el enfermo, al que esté crucificado…”, consideró.

Asimismo, invitó a que los pobres sean “protagonistas de la comunidad. No gente que recibe, simplemente. Protagonistas”.

Durante la celebración tomó posesión como párroco el padre Rodrigo Vera, quien venía acompañando a la comunidad desde hace un tiempo. Estuvieron presentes sacerdotes, religiosas y fieles de distintas comunidades, e incluso representantes de la Iglesia metodista.

La jurisdicción de la parroquia Virgen de la Asunción y Nuestra Señora de los Dolores abarcará los barrios Gardel, Presidente Sarmiento y el Hospital.

El territorio de la nueva parroquia estará demarcado por la autopista del Oeste en su intersección con la calle Pedriel; por la calle Carlos Gardel, Marconi y la autopista del Oeste.

23795525_1697563283608312_2916990069373116186_n