Reforma laboral: «No existe la industria del juicio, existe la del incumplimiento», dice Frega

Columna del Dr. Jorge Frega (*):

La Reforma Laboral tiene distintos aspectos. No es una reforma tan pequeña como se plantea sino que es una reforma bastante integral y que pretende, primero fomentar el blanqueo y despenalizar a las PyMES con los sueldos de menos de 12 mil pesos. Y por otro lado impone un sistema de multas que ya no van dirigidas al empleado como era antes según la ley 24.013 sino que va dirigida al sistema previsional.

Además, esta reforma laboral morigera y facilita las condiciones de contratación. Facilita al empleador poder modificar esas condiciones de contratación y genera una especie de posible canasta de horas extras y como bien sabemos, las horas extras son justamente extraordinarias. Un sistema que no es el uso común. Facilitar el uso de horas extraordinarias es facilitar una anormalidad. Las horas extras no pueden ser fomentadas y este sistema termina justamente fomentándolas.

Además esta reforma desfavorece el reclamo buscando un sistema de compensación de las indemnizaciones con una especie de fondo establecido entre los empleadores y los representantes sindicales, fondo al que se contribuye para obtener la indemnización pretendiendo de esa manera, evitar los juicios y reduciendo el plazo de prescripción que hasta ahora era de dos años y lo transforma a uno. Se desalienta el reclamo judicial y se vuelve a recargar las tintas sobre que la responsabilidad de los conflictos laborales es de los abogados. Es importante destacar que los abogados no son los que generan el problema en el derecho laboral sino más bien quienes buscan la solución de los conflictos.

Cuando me preguntan si existe la industria del juicio yo respondo que existe la industria del incumplimiento. Hemos generado un sistema de sanciones para tratar de evitar el empleo en negro y sus formas precarias y lo único que logramos son indemnizaciones sobre indemnizaciones que hacen que al final despedir a un trabajador sea carísimo. La carga de mantener un empleado es alta y el reclamo indemnizatorio, si bien es legítimo, también es alto. Los abogados no son los culpables del conflicto, el reclamo existe y lo que motiva a este reclamo es el incumplimiento de la ley. Es como querer castigar al cartero porque te trae una mala noticia.

Por último, es importante diferenciar la flexibilización de la modernización. La modernización no tiene como objetivo perjudicar al trabajador. Si hay un trabajo que se puede hacer a distancia, por ejemplo desde casa, se abaratan costos tanto para el empleador como para el trabajador quien además no debería de ver afectado esto en su remuneración. El empleado ahorra, el empleador ahorra y eso sí es una verdadera modernización.
(*) El Dr. Frega es actualmente Presidente del Instituto Argentino de Derecho de la Tecnología, el Ambiente y los Recursos Naturales (IADETAR).