La Cámara de Diputados bonaerense confirmó la sorpresiva renuncia de Horacio González

Tras 18 años de mandato, y cuando le quedaban otros dos por delante, Horacio González renunció como diputado. Alegó razones de salud, aunque no es grave. La Cámara Baja bonaerense aceptó hoy su salida e hizo jurar a su reemplazante, Carlos Urquiaga, al inicio de la sesión ordinaria.

La noticia se conoció hace pocos días, cuando se conoció que el dirigente de Ituzaingó dejaba su banca «por problemas de salud cuando aún le restan dos años como legislador». Sin embargo, fuentes cercanas al ex diputado confiaron que no se trata de algo prolongado, como salió en otros medios.

Fue presidente de la Cámara durante dos mandatos, kirchnerista, sciolista, y últimamente aliado del Movimiento Evita en el FPV. En 2015 había apuntado la lista nacional pero no lo alcanzó. Tampoco a su socio territorial y partidario, Alberto Descalzo, por lo que ambos, fueron otra vez por la reelección. González había dejado hace tiempo la interna. Fue presidente del HCD de Ituzaingó, antes de encabezar la lista seccional del PJ.

Como legislador había asumido en 1999. De bajo perfil, se despidió en silencio también. El año pasado quedó inmortalizado en un cuadro junto a los presidentes salientes de la Cámara, en un acto que encabezaría Jorge Sargüini. En reemplazo de González asumió hoy el primer suplente en la lista del Frente para la Victoria de 2015. Ex intendente de José C. Paz, Urquiaga está distanciado del caudillo político de ese distrito, Mario Ishii.

Urquiaga se sumará al bloque que timonearán los intendentes bonaerenses y que será presidido por el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra.