El peronismo se unió en Hurlingham para dejar al camporista Alberti como presidente del HCD

El Concejo Deliberante de Hurlingham se renovó y mostró un nuevo acuerdo dentro del peronismo, que le quitó a Cambiemos la posibilidad de gobernar el recinto, a pesar de haber ganados las últimas elecciones y de ser la primera minoría, con 9 concejales. El massismo, al final, votó a La Cámpora.

La derrota electoral, que dejó afuera del recinto al ex intendente Luis Acuña, y el nuevo orden en la interna peronista, que ahora en la Provincia maneja una liga de intendentes liderada por Menéndez, Descalzo y Zabaleta, dejaron al acuñismo más cerca del oficialismo local, que de ser oposición.

Por eso, tras la renovación, el camporista Martin Rodríguez Alberti mantuvo la Presidencia, para lo cual debía primer renunciar a su banca y reasumir.

La sesión se hizo ayer al mediodía, casi sin aviso. Rodríguez se tomó licencia de su mandato de 2015, por el que asumió Fernando Montiel. Y en el límite de lo legal juró como concejal electo este año. El mismo beneficio recayó sobre el massista Mario Petito, a quien reemplazará Carlos Cueliche.

El pacto peronista no sólo dejó con las manos vacías a Cambiemos y al electo concejal y funcionario nacional Lucas Delfino, sino que parece dejar de lado casi cinco años de fuertes enfrentamientos entre el kirchnerismo y el acuñismo. Años surcados por denuncias políticas y judiciales, fuertes y temerarias acusaciones personales y violencia política, entre otros ingredientes.

El oficialismo guardó bajo siete llaves hasta la última hora de ayer la realización del acto oficial de asunción de los concejales electos el 22 de octubre pasado, cuando Cambiemos se impuso también en el plano local.

Esto se evidenció en la casi nula presencia del periodismo en la sesión y el carácter de a escondidas que tuvo la sesión, históricamente realizada en ámbitos más amplios, como el Estadio Municipal o el Centro Cultural y en la cual hasta brilló por su ausencia el Himno Nacional Argentino.

La movida peronista pareció sorprender a Cambiemos, que sin margen de negociación, resignó sin reacción sus aspiraciones para presidir el cuerpo, pese a que la conformación de una lista de “unidad” para el PJ local –con zabaletistas y acuñistas en el mismo barco- como lo anticipara este portal resultaba un signo más que visible de lo que terminó de confirmarse esta mañana.

En estas condiciones, el Concejo tendrá nuevamente a Rodríguez Alberti de Unidad Ciudadana como su presidente; al massista Fabrizio Acuña en la vicepresidencia primera y al macrista Pablo Sívori en la vicepresidencia segunda.

Se sumaron al Concejo, por Cambiemos, Florencia Montenegro, Diego Benavidez, Gabriela Flores, Lucas Delfino, Juan Manuel Lorenzo y Andrea Giorgini. Por Unidad Ciudadana, Martín Rodríguez Alberti, Viviana Lodos y Carolina Castro. Adrián Eslaiman fue reelecto por un nuevo mandato.

Finalmente, por la tarde y casi para la anécdota, un “viejo” HCD presidido por el socialista Lautaro Aragón –por la licencia de Rodríguez Alberti y la ausencia del hasta el domingo vicepresidente Alfredo Carrasco- aprobó, tanto el aumento de tasas como el presupuesto 2018.

Más tarde, el HCD aprobó por unanimidad el presupuesto 2018 y la ordenanza Fiscal e Impositiva, que establece subas en las tasas en torno al 60%.

En la primera sesión estuvieron presentes 17 concejales y hubo tres ausencias: Alfredo Carrasco (Cambiemos), Martín Rodríguez (FPV-PJ) y Mario Petito (FR). En el caso de la Fiscal e Impositiva, hubo 11 Mayores Contribuyentes presentes.

393_1512735400