Ituzaingó: una nena de 13 años resultó baleada en la cabeza cuando le robaban el celular

Una adolescente de 13 años que había ido a tomar un helado fue herida de gravedad al recibir un balazo en la cabeza cuando fue asaltada por un delincuente que le robó el celular en Villa Udaondo. La víctima quedó internada, ayer, en el Hospital Posadas de Haedo en gravísimo estado.

El hecho ocurrió en la heladería Acuarius, ubicada en la calle El Rancho al 3600. La víctima es una chica identificada por la policía como Martina Sofía Liria. Fuentes judiciales y policiales indicaron que la adolescente se encontraba internada esta mañana en gravísimo estado en el Hospital Posadas con una herida de bala en la cabeza.

Según las fuentes, todo comenzó cuando la adolescente se hallaba con su prima de 17 años en la heladería, a la que habían llegado minutos antes. Mientras estaban sentadas en una de las mesas exteriores, llegaron al local dos delincuentes en moto, uno de los cuales ingresó a robar al local y luego a los clientes.

En ese momento, el ladrón le arrebató de sus manos a Martina su teléfono celular, pero la adolescente intentó resistirse y recibió un balazo que ingresó en el lado izquierdo de su sien. Las fuentes policiales señalaron que los delincuentes huyeron del lugar, mientras que la chica fue auxiliada por su prima y por empleados de la heladería, que llamaron inmediatamente a una ambulancia y a la policía.

Martina Liria fue trasladada al Hospital Posadas, de la vecina localidad de Haedo, donde esta mañana permanecía internada en gravísimo estado. El hecho es investigado por agentes de la comisaría 3a.de Ituzaingó, en el barrio Las Cabañas, quienes trabajan a las órdenes de la fiscal María Laura Cristini, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada de Ituzaingó.

dqex4yfxuaa0pnl

 

Vecinos marchaban anoche para pedir seguridad. «El barrio tiene un antecedente muy triste, el de Tony Acosta. Acá te roban cuando vas o venis a trabajar. Pedimos una posta de seguridad, pero no nos dan importancia. Es un barrio olvidado. Todo lo que se hace es porque nos organizamos. Le estuvimos un año reclamando al intendente arreglar una calle. El municipio no hace nada. El único servicio que funciona es el de la recolección», apuntó una vecina.

sofia