Cuando se cumple un paro de 48 horas en el BAPRO, buscan cambios en cajas previsionales

La gobernadora, María Eugenia Vidal, cargó ayer duro contra la oposición y el intendente de Ensenada, Mario Secco, quien irrumpió el jueves pasado en el recinto de Diputados para impedir el tratamiento de un paquetes de leyes impulsado por el oficialismo.

A horas de que la Legislatura vuelva a intentar sancionar la reforma jubilatoria del Bapro, que sigue de paro hasta el mediodía de hoy, la Gobernadora reclamó que “expliquen a la gente si van a votar contra las jubilaciones de privilegio o si van a seguir promoviendo la violencia”.
Y sobre Secco, Vidal lanzó: “El intendente del kirchnerismo entró al recinto por la fuerza y violentamente con algunas decenas de manifestantes pretendiendo interrumpir la sesión para manifestar su disconformidad con que la Legislatura estuviera funcionando”.
Y se preguntó sobre “los derechos de quién estaba defendiendo” el jefe comunal “cuando entró al recinto de Diputados con los barrabravas de Cambaceres”.
La mandataria se refirió así a la irrupción que, luego de los incidentes que se desataron el jueves pasado en el palacio legislativo en medio de los que un grupo de manifestantes derribó una de las rejas perimetrales, el intendente del distrito vecino ingresó al recinto de la Cámara baja junto a los diputados ultra K Florencia Saintout y Miguel Funes, y, en medio de un cuarto intermedio, se subió al estrado para mostrar gases lacrimógenos que la Policía había arrojado en la puerta para intentar contener los desmanes.
Fue la tarde en la que se trató un paquete de leyes impulsado por el Ejecutivo, entre los que se encontraba la reforma del sistema previsional de la caja jubilatoria del Banco Provincia, y que previo al inicio de la sesión, su tratamiento ya había quedado pospuesto.
El escandaloso episodio concluyó en una denuncia penal contra el jefe comunal, que fue imputado por los fiscales Juan Cruz Condomí Alcorta y Marcelo Romero por el delito de “intimidación pública”, acusación por la que ya Secco fue notificado.
En declaraciones radiales, Vidal abundó: “Quiero aclararle a la gente” que lo que se estaba discutiendo en la Legislatura era “que los funcionarios del Poder Ejecutivo y los legisladores tuvieran que presentar su declaración jurada pública para que la gente pueda saber de qué viven”.
“También se estaba discutiendo el fin de la jubilación de privilegio para el Ejecutivo y legisladores”, remarcó.
A horas de que la Legislatura haga otro intento para votar la reforma de la caja del Bapro, Vidal defendió la iniciativa y calificó a las jubilaciones que tienen los empleados del banco como “de privilegio”.
“Son jubilaciones de 45 mil pesos promedio y que tienen un máximo de hasta 150 mil pesos”, remarcó y abundó que 10.000 empleados del Bapro cobran esas jubilaciones “que no son pagadas por el Banco o por su caja previsional sino por los 16 millones de bonaerenses con 5.000 millones de pesos por año”.
“Alrededor de 16 millones de bonaerenses pagamos con nuestros impuestos jubilaciones de privilegio de 45.000 pesos por mes para 10.000 empleados de un banco”, expresó y dijo que “ningún otro banco de la Argentina cobra (esos montos): ni bancos públicos, como Ciudad, o el Nación, ni bancos privados”.
“Esos 5.000 millones que por ley la Provincia está obligada a darle al Bapro son los que no van a escuelas, rutas o cloacas. Tenemos que dar la discusión si de verdad queremos que haya menos pobres o sostener el privilegio de unos pocos”, aseveró.

E insistió en cargar contra la oposición: “Tienen que dar explicaciones de dónde van a estar a la tarde: si votando con su fuerza contra las jubilaciones de privilegio o promoviendo la violencia”.

En tanto, desde el gremio de La Bancaria vienen realizando desde ayer un paro en todas las dependencias de la entidad. El secretario general de la seccional La Plata del sindicato, Federico Bach, explicó que el reclamo es porque, entre otros puntos, el banco no está en condiciones de sostener la caja.

Fuente: El Dia