Flybondi ya levanta vuelo, pero refuerzan un amparo para frenar su llegada a El Palomar

Mientras que la empresa Flybondi realizó ayer un vuelo de bautismo en Jujuy y espera a que le «habiliten el aeropuerto de El Palomar», el kirchnerismo busca que la Justicia frene obras, basándose en las causas de Lesa Humanidad que pesan sobre esa Base.

Ayer, la jueza de San Martín Martina Forns, militante de Justicia Legìtima, recibió un informe del Archivo Nacional por la Memoria en el que incluye a la Base como un lugar histórico que todavía está sujeto a la instrucción judicial de causa de represión de la Fuerza Aérea durante la Dictadura.

En su juzgado ya recayeron amparos de vecinos y dirigentes de Hurlingham y El Palomar, para evitar que la Base tenga un uso mixto, y sea base para vuelos de bajo costo promovidos por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

El funcionario mandó a construir una terminal y anunció a Flybondi como la primera empresa que operará allí. Flybondi ya hizo vuelos de bautismo a Jujuy y Salta.

La empresa venderá pasajes desde esas provincias a Buenos Aires por cifras aún menor a las de un micro de larga distancia: 1500 pesos, contra los 2400 a 3000 que sale un asiento en transporte automotor.

«Flybondi llegó para quedarse», expresó ayer el Gerente de Relaciones Laborales y de Gobierno de la compañía, Esteban Tossutti, junto al gobernador radical Gerardo Morales, al presentar los tres nuevos Boing 737 800 con que cuenta. Cada uno con 189 plazas.Los vuelos que unirán Jujuy con Buenos Aires saldrán desde El Palomar, una vez que estén finalizadas las obras para su operación comercial. Vinimos a cambiar la metodología de volar que existe; mientras más competencia haya los argentinos podrán volar por todo el país y estar conectados a un precio razonables, y en nuestro caso se van a sorprender con los precios que vamos a ofrecer”, manifestó Tossutti a la prensa.

En el kirchnerismo de Hurlingham especialmente, apuesta a la Justicia. La Base «es un Sitio Protegido por Ley de la Memoria, tal como se había denunciado en el amparo. Ergo, las obras clandestinas e ilegales que se están realizando en la Base de El Palomar deberán ser clausuradas en forma inminente», sostiene el sitio Stop a Flybondi.

Es el mismo que promovió la marcha del jueves pasado a la Brigada, donde un centenar de manifestantes fueron esperados en la puerta por fuerzas armadas. Es una  base militar, que a partir de ahora tendrá un uso mixto. Hay un antecedente cercano.
En 2010 el gobierno de Cristina Kirchner mandó allí a empresas de cabotaje para hacer vuelos al interior, mientras se hacían arreglos en el Aeroparque Metropolitano.
Entonces, el sabbatellismo promovía a Morón como un centro aeroportuario. Hoy pide lo contrario, en defensa de la memoria y el medio ambiente. Por absurdo que parezca.