Recalculando: Por su reparación, el Puente Lebensohn estará cerrado desde el 2 de enero

En el arranque de 2018 la repavimentación de la Ruta 4 llegará a un punto clave para el tránsito de Morón, ya que será la hora de reparar el Puente Lebensohn, que divide Morón de Castelar a la altura de las vías del tren Sarmiento, el cual permanecerá cerrado entre 60 y 75 días.

La obra que realiza la Provincia en distintos tramos a la vez, viene acompañada de realizaciones que mejorarán la circulación del transporte pesado, que cruzará por la avenida Vergara por Cañada de Juan Ruiz (pavimentada), una vez que se acceda al cruce por la Autopista del Oeste, para seguir camino hacia Hurlingham. No obstante, su reparación ha generado embotellamientos, entre Irigoyen y el puente.

No será fácil cruzar por Morón de Sur a Norte y viceversa. Pero según explicaron en la comuna era tal la situación del puente, que hacía falta prácticamente hacerlo a nuevo, con columnas y cimientos. Por eso Vialidad bonaerense decidió cerrarlo el 2 de enero, en la época de menor tránsito.

La obra contempla la extracción de toda la base de material hasta llegar al hierro, para hacer desde cero una nueva carpeta de pavimento.

La elevación en cuestión, construido durante los años de la última dictadura militar, se encuentra en el límite entre Morón y Castelar, sobre la zona de los Tribunales locales. Tiene la importancia de unir los lados norte y sur del distrito, divididos por las vías del Ferrocarril Sarmiento.

Su cierre temporal tendrá como consecuencia un cronograma complejo de desvíos previstos por la Dirección de Tránsito y Transporte del Municipio.

Así, el tránsito pesado proveniente de Hurlingham o del Acceso Oeste hacia San Justo seguirá su marcha por Juan Manuel de Rosas hasta la intersección con Cañada de Juan Ruiz donde girará a la izquierda hasta la calle Rawson, continuará por Pueyrredón y luego tomará Don Bosco para retomar el Camino de Cintura hacia La Matanza. Con dirección a Castelar o avenida Eva Perón, seguirá por Arenales. A la inversa, sentido hacia el Acceso Oeste, deberá tomar Luis María Campos, Arenales, Pueyrredón, Rawson, Cañada de Juan Ruiz y Colihue.

Por su parte, los vehículos que vienen desde Castelar por Zeballos/Hipólito Yrigoyen y cruzan el Puente Lebensohn podrán continuar por Hipólito Yrigoyen, Arenales, Pueyrredón, Rawson y Cañada de Juan Ruiz para tomar Colihue hacia el Acceso Oeste (dirección obligatoria para el tránsito pesado). Mientras que el tránsito liviano podrá tomar Casullo, Grant y Juan Manuel de Rosas.

Los trabajos forman parte de la puesta en valor de la Ruta 4, que ya avanzó sobre diferentes tramos, y que comprende la repavimentación integral de los 6,7 kilómetros del trazado interurbano desde la avenida Don Bosco y Camino de Cintura hasta Juan Manuel de Rosas (ex Vergara) y Acceso Oeste, por donde circula gran parte del tránsito pesado del Distrito, que equivale a un medio diario anual de 28.000 vehículos.