Una fábrica de envases de El Palomar quedó paralizada, entre despidos y el reclamo gremial

La fábrica de Envases Del Plata de El Palomar, se encuentra paralizada luego de que diera de baja a unos 20 operarios. Ayer encontraron a la Policía Bonaerense desplegada alrededor de la planta. La metalúrgica es una de las dos proveedoras argentinas que abastecen a Unilever.

En reclamo por la reincorporación de los despedidos, sus 400 trabajadores paralizaron la producción y mantienen además una protesta en los portones de ingreso.

Ubicada en una zona residencial de El Palomar, la fábrica da empleo a personas de varios municipios. La mayoría llegan de barrios menos favorecidos de José C. Paz, La Matanza, Merlo, Moreno o San Miguel.

“Hoy cobramos sueldos altos y tenemos buenas condiciones de trabajo, que conseguimos con años de organización”, cuentan los operarios:

“Acá entramos a trabajar en bicicleta, pero somos trabajadores hijos del bicentenario: en los últimos doce años levantamos los pisos salariales, pudimos comprar el auto, hacernos la casa. Pagamos ganancias. Esto es lo que estamos defendiendo”.

El paro fue decidido en asamblea durante el primer turno. A las seis de la tarde, cuando el último de los turnos entraba a cumplir su horario, los metalúrgicos hicieron una más para informar sobre las novedades del día. Habían tenido tres reuniones con la oficina de personal, sin llegar a un acuerdo.

“Dicen que mientras siga el paro, van a ir mandando más despidos cada día”, señalaron en el debate que se realizó del lado de adentro de la planta, pero contra el portón, y donde los presentes votaron continuar con la medida de fuerza. Los despedidos siguieron la escena desde el lado de afuera de las rejas.

La planta ahora paralizada funciona las 24 horas, en tres turnos. Su producción se detiene sólo cuatro días al año: en navidad, el 31 de diciembre, el 1 de mayo y el día del metalúrgico.

Hace un mes, los trabajadores sumaron un día no previsto de inactividad, al adherirse al paro nacional convocado por la CGT contra la reforma previsional.

Ese día también participaron de la marcha al Congreso con las banderas de la UOM, junto a la regional de la CGT, movilización que logró, palos y gases mediante, la transitoria suspensión del tratamiento de la reforma, que finalmente seria aprobada por Diputados unos días más tarde.

A lo largo del día, como reflejo de las nuevas alianzas y el reacomodamiento sindical que se está produciendo en reacción a la ofensiva macrista, pasaron por Envases del Plata a llevar su solidaridad con los reclamos el titular del gremio de Curtidores, Walter Correa (de la Corriente Federal de los Trabajadores) y el de ATE Capital, Daniel Catalano. También estuvo el secretario general de la UOM Morón Sergio Souto.

Anoche, adentro seguía el paro y en la puerta un grupo de operarios mantenía una guardia. En las esquinas, también se mantenían en espera los patrulleros y camionetas de la policía.

(Fuente: Página 12)